Admite públicamente que cometió un error

Barclays compensará con 16,5 millones a los afectados por bonos mal vendidos

Barclays se convirtió hoy en el primer banco que opera en España en admitir públicamente que cometió un error al minimizar el riesgo de cuatro productos de inversión, por lo que ahora ofrece una compensación a los clientes afectados por un total de 16,5 millones de euros.

Según explicó la entidad en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), asignó un riesgo "medio-bajo" a cuatro bonos estructurados que comercializó entre enero y marzo de 2008 y que en realidad tenían un riesgo "alto".

El banco reconoce que dicho fallo, en determinados casos de clientes identificados en los sistemas de la entidad como destinatarios de servicios de asesoramiento de inversión, "pudo dar lugar a que se formularan recomendaciones de compra" que no procedían.

Por eso, una vez detectado el error, la entidad lo subsanó y ahora ha optado por compensar a aquellos clientes que no habrían adquirido los bonos si hubiesen estados clasificados como productos de alto riesgo.

La fórmula para contentar a sus clientes es ofrecer una permuta de los bonos mal clasificados por otros bonos de capital garantizado y cupón cero emitido por el banco y con fecha de vencimiento del 7 de febrero de 2011 o del 8 de abril de 2013.

La compensación que ofrecerá Barclays permite recuperar la inversión de los clientes afectados, que el banco no cifra pero asegura que son mínimos.

Los bonos estructurados, que no ofrecen necesariamente una rentabilidad fija sino variable, han generado abundantes pérdidas a los inversores que los compraron, lo que ha dado lugar a la interposición de numerosas demandas, en las que los clientes alegan que dichos productos no se ajustaban a su perfil de inversión o que la entidad no les avisó de los riesgos que comportaba la suscripción.