Asamblea de la caja castellanomanchega

CCM acuerda su disolución y la cesión del negocio a Cajastur

La asamblea general de Caja Castilla La Mancha (CCM) acordó ayer la renuncia de la caja a su condición de entidad de crédito y el traspaso del negocio bancario a Banco Liberta, que estará controlado en un 75% por Cajastur y en un 25% por la nueva Fundación CCM. Pese a la amenaza de boicot por parte del Partido Popular, finalmente la operación salió adelante con un 80% de apoyo.

CCM acuerda su disolución y la cesión del negocio a Cajastur
CCM acuerda su disolución y la cesión del negocio a Cajastur

El pasado 26 de junio CCM cumplía 18 años de historia. Sin embargo, apenas si le ha dado tiempo para disfrutar su mayoría de edad. La asamblea de la caja castellanomanchega acordó ayer por 110 votos a favor y tan sólo tres en contra, poner fin a la breve existencia de la entidad financiera.

El máximo órgano de representación de CCM dio ayer su visto bueno al proyecto de absorción por parte de Cajastur. Con esta decisión pone punto final a 15 meses de vicisitudes, que comenzaron cuando el Banco de España intervino la caja por problemas de solvencia.

Los consejeros generales ratificaron el protocolo básico de integración suscrito por CCM y el FGD junto a Cajastur y Banco Liberta. Ese plan prevé la segregación del negocio bancario de la caja a favor de la citada entidad, que pasará a llamarse Banco CCM. æpermil;ste también absorberá las participaciones de la corporación industrial relacionadas con el sector financiero, como los seguros. Estará participado en un 75% por Cajastur y el restante 25% por la nueva Fundación Caja Castilla La Mancha.

Aunque el Partido Popular había amagado, hasta última hora, con votar en contra del proyecto y abocar así a CCM a su liquidación, finalmente dictó la consigna de abstenerse. 23 de los consejeros generales siguieron esta directriz.

Durante la mañana de ayer, el PP anunció que pediría la incorporación de un nuevo punto en el orden del día, que recogiera la necesidad de adoptar un nuevo acuerdo que aportara garantías al mantenimiento de los puestos de trabajo en Caja Castilla La Mancha. Sin embargo, esta propuesta no fue aceptada por los órganos rectores de la asamblea.

Desde su intervención, CCM ha recibido 7.000 millones de euros en ayudas: primero una garantía estatal de 3.000 millones de euros, después una inyección de capital de 1.300 millones a cargo del FGD de las cajas, además de una contribución de liquidez de 350 millones y una garantía de unos 2.500 millones para activos dañados.

El caso CCM se ha convertido en uno de los principales temas de confrontación política en Castilla La Mancha. El PP ha acusado con insistencia al Ejecutivo autonómico de haber permitido el progresivo deterioro del balance de la entidad. Mientras tanto, los socialistas recordaban que en el consejo de la caja también había representantes populares.

A partir de ahora, CCM pasará a formar parte del grupo Cajastur que, a su vez, participa en una fusión virtual con Caja Mediterráneo, Caja Cantabria y Caja Extremadura. Este grupo será el tercer mayor del sector, con 135.000 millones de activos.

Pronto habrá pacto en la Lorca

El portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, reveló ayer que ya ha iniciado los contactos con el Gobierno de cara a la reforma de las cajas de ahorro y en concreto de la Ley de ârganos de Representación de las Cajas de Ahorro (LORCA).

Montoro se mostró convencido de que se llegará "pronto", incluso antes de agosto, a un pacto "positivo" en la materia, tal y como comprometieron a principios de mayo el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y el líder del PP, Mariano Rajoy.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Comisión del Tribunal de Cuentas del Congreso, Manel Mas, explicó que los socialistas "no tienen en estos momentos elementos" sobre una negociación que a su juicio supondrá un "desguace" del sistema financiero como el que supuso hace años la desaparición de la banca pública.