Considera ilegales subsidios de España al A-380

La OMC cuestiona parte de las ayudas estatales a Airbus

La OMC hizo público ayer el informe en el que denuncia parte de las ayudas estatales recibidas por Airbus en los últimos años por entender que violan las reglas del comercio internacional. Así, considera ilegales los subsidios al lanzamiento del superavión A-380 facilitados por España, Alemania y Reino Unido.

La OMC cuestiona parte de las ayudas estatales a Airbus
La OMC cuestiona parte de las ayudas estatales a Airbus

La Organización Mundial del Comercio (OMC) hizo público ayer un informe en el que sentencia que algunas de las subvenciones millonarias otorgadas por gobiernos europeos al fabricante aeronáutico Airbus (filial de EADS) son ilegales y deben ser retiradas.

La decisión, largamente esperada en el intrincado conflicto comercial que enfrenta a Airbus con su competidor Boeing desde 2004, es la respuesta del grupo de la OMC creado para analizar la denuncia que presentó EE UU contra la UE ante el organismo comercial multilateral. Esta denuncia va en paralelo a otra similar presentada por Bruselas contra EE UU por sus ayudas a Boeing, sobre la cual se espera un informe preliminar el próximo día 16.

Tanto Washington como Bruselas pueden apelar a la sentencia de ayer en el plazo de 60 días, lo que se da por hecho que ocurrirá ya que, en su informe de más de 1.000 páginas, la OMC da la razón a una y otra parte en diferentes puntos. El documento publicado se trasladó a las partes de manera confidencial en marzo, pero tras la publicación oficial del veredicto se abre la puerta a posibles negociaciones transatlánticas para tratar de poner fin al largo y costoso conflicto.

En su informe, la OMC señala que las ayudas otorgadas al superavión A-380 de Airbus por España, Alemania y Reino Unido "son subvenciones supeditadas de facto a los resultados de exportación previstos y, por lo tanto, subvenciones a la exportación prohibidas" por las reglas del comercio. Por ello, pide a la UE que las retire en el plazo de 90 días. Según los cálculos de Boeing, estas ayudas podrían rondar los 4.000 millones de dólares (3.265 millones de euros).

El organismo también considera ilegales algunas subvenciones otorgadas por España y Alemania para la construcción de instalaciones de Airbus en ambos países, como en el caso de Sevilla, La Rinconada, Toledo, Puerto de Santa María y Puerto Real.

La OMC da la razón a EE UU en algunas de sus reclamaciones, pero se rechazan otras alegaciones de Estados Unidos, como las ayudas al lanzamiento del A-350. No obstante, en este caso advierte que los tipo de interés a los que se conceden los créditos reembolsables que permiten el lanzamiento del proyecto son "demasiados bajos", por lo que pide su retirada.

El informe considera probado que, gracias a estas subvenciones ilegales, los intereses comerciales de Estados Unidos en el sector de la aeronáutica se han visto perjudicados a la hora de exportar a los mercados europeos, a China, India, Brasil, Corea, México o Singapur.

La OMC no tiene potestad para imponer sanciones en los casos que analiza, pero puede permitir al país perjudicado por ayudas ilegales (EE UU, en este caso) que aplique tasas o barreras comerciales a los países infractores.

Distintas lecturas de un solo informe

El informe de la OMC fue recibido como una victoria tanto por la parte estadounidense como por la europea. Así, el presidente de Boeing en España, Pedro Argüelles, aseguró a CincoDías que la decisión del organismo obliga a Airbus a cambiar la política de ayudas con la que ha venido funcionando y sirve para poner de nuevo las reglas del juego en condiciones de mercado y transparencia. Airbus, por su parte, hizo hincapié en que el 70% de las alegaciones de EE UU han sido rechazadas por la OMC.