Cayó al ritmo más fuerte en cuatro meses

El leve aumento de la producción manufacturera hace caer el empleo en junio

El empleo en el sector manufacturero cayó en junio al ritmo más fuerte en cuatro meses debido a que la producción, que aumentó en el mes, lo hizo de forma "modesta", según el índice PMI elaborado por Markit Economics.

El informe señala que la reactivación del sector manufacturero español fue "frágil" en junio y que el crecimiento, tanto de la producción como de los nuevos pedidos, se atenuó por segundo mes consecutivo.

Así, este índice que mide el comportamiento de la economía manufacturera disminuyó por segundo mes consecutivo hasta 51,2, frente al 51,5 registrado en mayo.

El crecimiento de la producción en junio se debió principalmente al aumento de los nuevos pedidos, que subió por cuarto mes consecutivo, pero su ritmo de expansión se atenuó por segundo mes.

Los pedidos pendientes disminuyeron ligeramente en junio, ya que la subida de nuevos pedidos fue insuficiente para evitar el exceso de oferta.

Este exceso fue el responsable de la bajada del empleo en las fábricas españolas, según Markit.

Los precios de compra subieron en junio por los aumentos en los plásticos, acero, cartón y el papel, aunque la fuerte competencia hizo que los fabricantes no pudieran repercutir el incremento a los clientes, lo que provocó que los precios de venta permanecieran prácticamente sin cambios.

Además, en junio, la escasez de excedentes provocó retrasos en las entregas de pedidos.

Según los fabricantes consultados por Markit, los excedentes de materias primas fueron suficientes para cumplir con las necesidades de producción, por lo que disminuyeron a un fuerte ritmo.

Con respecto a los excedentes de productos terminados, también se redujeron en junio, con lo que acumulan 20 meses de descensos.