Al Gobierno le interesa despejar pronto la actitud de CiU

La fecha de las catalanas marca la agenda económica de Zapatero

El Gobierno carece todavía de apoyos seguros para sacar adelante el techo de gasto del año que viene y los Presupuestos que se negociarán en otoño. La fecha y el resultado de las elecciones catalanas se ven claves para despejar la futura actitud de CiU.

La fecha de las catalanas marca la agenda económica de Zapatero
La fecha de las catalanas marca la agenda económica de Zapatero

Hasta el momento, en CiU se daba como seguro que las elecciones catalanas serían convocadas el 28 de noviembre, después de la visita que el Papa hará a Cataluña el domingo 7 de ese mismo mes. Ahora los nacionalistas catalanes ya no lo tienen tan seguro porque ven como el Gobierno está presionando para que José Montilla se decante por anticipar los comicios autonómicos a principios del otoño.

En realidad, el Gobierno hubiera preferido que las elecciones catalanas se hubieran celebrado en junio, pero la incertidumbre acerca de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto lo hizo imposible. Detrás de este afán en despejar cuanto antes el mapa político catalán se esconde la necesidad de buscar apoyos sólidos que le sirvan a Zapatero para agotar la legislatura. Cuanto antes se sepa en qué lugar queda CiU, antes se conocerá su disposición a respaldar o no al PSOE en Madrid. La nueva fecha que se baraja para las catalanas es la del 24 de octubre.

La actitud de CiU, según fuentes socialistas, va a condicionar la agenda económica del Gobierno, ya que en el horizonte de corto ymedio plazo hay votaciones importantes. La primera de ellas llegará el mes que viene con el techo de gasto para 2011, antesala del debate presupuestario. Después vendrá el debate sobre el estado de la nación y el debate de totalidad de la reforma laboral. Izquierda Unida anunció ayer a través de Gaspar Llamazares que presentará enmienda de devolución al Gobierno con texto alternativo.

Pero la hora de la verdad llegará en otoño con la negociación de los Presupuestos estatales de 2011. Cuanto más se anticipen las elecciones catalanas, más posibilidades habrá de que CiU no haga de este debate parte de su campaña y apoye las cuentas del año que viene, se opina en el PSOE.

El discurso oficial de CiU sigue insistiendo en una negativa expresa a respaldar los próximos Presupuestos.No es una actitud nueva ya que los nacionalistas catalanes casi siempre suelen participar en el consenso llegado el momento de negociar las enmiendas parciales.

Montilla: "No me siento derrotado, sí maltratado"

El presidente de la Generalitat, José Montilla, y el líder de CiU, Artur Mas, expresaron ayer su firme voluntad de trabajar juntos para "recuperar todo aquello que el Tribunal Constitucional ha recortado del Estatuto y defender la dignidad de Cataluña".

La sesión de control en el Parlamento autonómico sirvió para visualizar el compromiso tanto del presidente catalán como del jefe de la oposición para dejar de lado sus querellas partidistas, a pocos meses de las elecciones catalanas, y afrontar unidos lo que han definido como un momento de gran "trascendencia histórica".

Montilla expuso sus sentimientos tras el recorte del Estatuto por parte del Constitucional: "No me siento derrotado, pero sí maltratado. Ojalá seamos capaces de encontrar el camino para recuperar lo que el pueblo votó", aseguró.