En mayor medida a la hostelería y restauración

El aumento del IVA supondrá un recorte de 22.400 empleos en el sector de las bebidas espirituosas

La subida de dos puntos del tipo general del IVA "contribuirá decisivamente" a la caída del 10% de las ventas de bebidas espirituosas en 2010, y podría provocar un recorte adicional de unos 22.400 empleos dentro del sector, según denunció hoy la Federación Española de Bebidas Espirituosas.

En un comunicado, el director ejecutivo de la patronal, Jaime Gil-Robles, indicó que el incremento en el tipo impositivo afectará con especial intensidad a la hostelería y la restauración, "principales canales de distribución de las empresas asociadas" y que concentran el 70% de las ventas.

En la actualidad, las bebidas espirituosas sostienen cerca de 205.000 puestos de trabajo, entre los 10.000 empleos imputables a la industria y los vinculados dentro de la hostelería, la restauración y el ocio nocturno, actividad que hasta 2010 ya había perdido en torno a 15.000 puestos de trabajo.

Del mismo modo, consideró que la medida agravará "la fuerte presión fiscal" a la que están sometidas este tipo de bebidas y mostró su preocupación por cómo un régimen impositivo "cada vez más desfavorable" puede convertir en endémica la crisis sectorial que atraviesa el sector.

"La medida viene a ahondar en la tradicional discriminación fiscal que sufrimos en España. Si la oposición a la subida del IVA es generalizada en todos los sectores, aún se justifica más en el caso de las bebidas espirituosas", subrayó el director ejecutivo.