CC OO, UGT, USOC y CSC, los convocantes

Miles de trabajadores se manifiestan en Barcelona contra la reforma laboral

Varios miles de trabajadores se han manifestado hoy en Barcelona contra de la reforma laboral aprobada por el Gobierno, bajo el lema "Esto no, contra la reforma laboral y los recortes sociales", convocados por los sindicatos CC OO, UGT, USOC y CSC.

Los manifestantes, 50.000 según los sindicatos convocantes, 8.500 según los Mossos d'Esquadra y 5.000 según la Guardia Urbana, han partido de la plaza Urquinaona y han descendido por Vía Laietana en dirección al parque de la Ciutadella, donde se encuentra el Parlament de Catalunya, donde han leído un comunicado conjunto.

En Vía Laietana, una cincuentena de trabajadores ha ocupado durante casi dos horas la sede de la patronal Fomento del Trabajo, hasta que han sido desalojados por la policía, para pedir "que la crisis la paguen aquellos que la han provocado, y no la mayoría social", según ha dicho a Efe uno de los ocupantes.

Entre los carteles que se han podido ver en la manifestación, destacan varias referencias a Alstom y otras empresas con conflictos laborales importantes, además de una pancarta en la que se leía "Somos una nación", en refencia a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut de Cataluña.

Representantes de los sindicatos convocantes han leído un manifiesto a la entrada del Parc de la Ciutadella y han dado por finalizada la manifestación, sin que hayan entregado sus reivindicaciones al Parlament, como suele ser habitual en las marchas de protesta que concluyen junto a la cámara legislativa catalana cuando ésta celebra una sesión plenaria.

Los sindicatos han pedido que "se respeten los derechos de los trabajadores" y ha exigido una vez más la retirada de la reforma laboral aprobada por el Congreso de Diputados, que "dinamita la negociación colectiva y recorta derechos históricos".

Además, los sindicatos han cargado contra la congelación salarial y de les pensiones, y han advertido que la manifestación de hoy es sólo "un primer paso en la carrera de fondo", que culminará en la próxima huelga general del 29 de septiembre.

A su juicio, las medidas aprobadas abaratarán el despido y no limitan la temporalidad, además de "ampliar el poder discrecional del empresariado para imponer sus condiciones".

La manifestación ha sido la primera gran movilización que los sindicatos han convocado en Cataluña desde la aprobación del decreto, y ha coincidido con otras protestas en el resto de capitales de demarcación.

De cara a la próxima huelga general, los sindicatos CCOO y UGT avisaron la semana pasada que recorrerían "empresa por empresa, centro de trabajo por centro de trabajo, y asociación por asociación" para explicar los argumentos que les llevan a convocar el paro, además de iniciar una ronda de contactos con los partidos políticos catalanes, a los que exigirán que expliquen sus posiciones a los ciudadanos.