Petróleo

El Brent baja en Londres un 0,67 por ciento hasta 77,59 dólares

El precio del barril de Brent bajó hoy un 0,67% en Londres para cerrar en 77,59 dólares, pese a la amenaza de una tormenta tropical en el Golfo de México que no afectó al alza, al menos hoy, a los contratos de futuros.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en agosto acabó la jornada en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) en 77,59 dólares, 53 centavos de dólar menos que al término de la sesión anterior, cuando se situó en 78,12 dólares.

El precio máximo negociado hoy fue de 78,66 dólares por barril y el mínimo de 77,06.

En el Golfo de México se produce en torno a un tercio del petróleo, pero la llegada de una tormenta que puede afectar a la costa de Texas, entre la localidad de Corpus Christi y la frontera entre México y EEUU, no parece que vaya a afectar a la producción.

Los analistas consideraron que el Brent bajó después de varias subidas la semana pasada, en un efecto corrector del precio.

BP estuvo un día más en el punto de mira, después de que informara de que el coste del vertido alcanza ya los 2.150 millones de euros y de que está recogiendo más de 24.000 barriles de crudo al día, lo que indica que podría taponar el derrame en dos semanas.

Los títulos de BP se revalorizaron en la Bolsa de Londres un 3 por ciento, es decir, subieron 3,65 peniques hasta los 308,25, después de que el pasado viernes cerraran en 289 peniques, el precio más bajo de sus acciones en catorce años.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) restó importancia al vertido en el Golfo de México y pidió prudencia hasta que concluya el estudio que aclare lo ocurrido.

"No hemos venido aquí para condenar a BP por un incidente", afirmó en Bruselas el secretario general de la OPEP, Abdalla Salem El-Badri, al término de su encuentro anual con la Unión Europea.

La UE y la OPEP dedicaron parte de su reunión anual a analizar los avances logrados en el diálogo bilateral que mantienen desde 2004 para impulsar las relaciones entre productores y consumidores en el contexto actual de crisis económica.

Ambas partes se comprometieron a seguir trabajando para lograr mercados más estables y transparentes, así como para crear el contexto adecuado con vistas a fomentar la inversión en el sector.