El PP dice que el TC cuestiona "50 artículos de calado" y destaca la contradicción entre De la Vega y Montilla

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró hoy que el fallo del Tribunal Constitucional "ha estimado parte" del recurso planteado por su partido porque "ha cuestionado" la constitucionalidad de medio centenar de artículos. Además, pidió a todos los partidos "moderación y responsabilidad" y destacó la contradicción entre la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y del presidente de la Generalitat, José Montilla.

"Atacamos y respetamos la sentencia, siempre lo hemos dicho y hoy estamos seguros de que toda las fuerzas políticas acatarán y respetarán esa sentencia", declaró Sáenz de Santamaría, en una comparecencia de prensa en la sede del partido, acompañada de Federico Trillo, Javier Arenas, Esteban González Pons y Carlos Floriano,

Dicho esto, pidió al resto de partidos "responsabilidad", "equilibrio, prudencia y moderación", así como una "lectura sosegada" del fallo, al tiempo que expresó su "sorpresa" por las declaraciones "opuestas" que esta noche han manifestado la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, quien dijo que el PP había sufrido una "derrota en toda regla" y el presidente de la Generalitat, José Montilla, que ha advertido a Zapatero que deberá rehacerse el pacto que positilitó el Estatut.

Dicho esto señaló que el TC ha cuestionado la constitucionalidad de 50 artículos de calado" lo que confirma las "dudas de constitucionalidad" que tenía el PP sobre muchos de los artículos del Estatuto de Cataluña.

El PP presentó el 31 de agosto de 2006 su recurso de inconstitucionalidad contra el Estatuto de Autonomía de Cataluña, que afectaba al preámbulo, 114 de los 223 artículos del texto y nueve disposiciones adicionales y tres finales. El recurso estaba dirigido principalmente a la definición de Cataluña como nación, la obligatoriedad del catalán, la regulación de derechos y deberes, la legislación judicial, el reparto competencial y la relación bilateral con el Estado.