Desembolsará 108,3 millones de euros

Indrá pagará un dividendo de 0,66 euros brutos por acción el 5 de julio

Indra anunció hoy que la junta general de accionistas de la compañía ha aprobado distribuir, el próximo 5 de julio, un dividendo a cuenta de los resultados de 2009 de 0,66 euros brutos por acción, según informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNNMV).

Para hacer frente a este pago, Indra desembolsará 108,3 millones de euros que se repartirán entre los 164,1 millones de títulos que componen su capital social.

Una vez descontada la retención fiscal del 19% que se aplica desde el 1 de enero a este tipo de rendimientos del capital para los primeros 6.000 euros, y del 21% si es una cantidad superior, los accionistas de Indra cobrarán un importe líquido de 0,54 euros en el primer caso y de 0,53 euros en el segundo.

Niega los rumores sobre la posible jubilación del consejero delegado del grupo

INDRA 8,76 -0,40%

El presidente de Indra, Javier Monzón, negó que el actual consejero delegado de la compañía, Regino Moranchel, esté barajando la idea de jubilarse y añadió que el consejo de administración "ni siquiera" analiza la eventual salida del directivo.

De esta forma, a la pregunta de uno de los accionistas durante la junta, que se celebró hoy con un quórum de asistencia del 66,19% y en la que se aprobaron todos los puntos del orden del día, desmintió los rumores que circulan sobre la posible jubilación de Moranchel, que es consejero delegado del grupo tecnológico desde 2001.

Monnón explicó que, si bien en Indra existe un plan de contingencia para altos directivos para una eventual salida de los mismos de la compañía, la jubilación "no está entre los planes" del actual consejero delegado.

Durante la junta de accionistas la compañía aprobó la absorción de su participada Ceicom Europe por parte de la matriz Indra Sistemas. Las operaciones de la sociedad absorbida se considerarán realizadas a efectos contables desde el 1 de enero del presente ejercicio y la fusión no tiene "impacto" en el empleo, la responsabilidad social de la empresa ni en los órganos de administración.

La junta de accionistas ha dado 'luz verde' además a las cuentas anuales de la compañía, así como al informe de retribución de los consejeros y altos directivos.

Asimismo, en la reunión se ha autorizado al consejo de administración a realizar adquisiciones derivadas de acciones propias en un plazo de cinco años directamente o a través de sociedades filiales.