Condena de hasta cinco años de cárcel y 375.000 euros

Société Générale reclama a Kerviel los 4.900 millones que anotó como pérdidas

Société Générale reclamó ayer a su antiguo operador de mercados Jérôme Kerviel los 4.900 millones de euros de pérdidas que cosechó a comienzos de 2008 por sus supuestas operaciones fraudulentas. El banco francés se ha presentado como acusación particular en el juicio contra su ex empleado ante el Tribunal Correccional de París. La firma justificó la reclamación de esta cantidad para que se entienda su posición, aunque reconoció que no esperaba recibir ese dinero.

Jean Veil, uno de los abogados del banco, insistió en que esos 4.900 millones no constituyen más que "una parte" del perjuicio sufrido por la entidad con las operaciones ya que podrían haber exigido también intereses y "reparación por el perjuicio moral". Los cargos que pesan sobre el acusado podrían suponer una condena de hasta cinco años de cárcel y 375.000 euros por daños y perjuicios.

Kerviel, que tiene 33 años y pasó un mes en prisión después de que a comienzos de 2008 se destapara el escándalo, ha defendido desde el inicio del proceso el pasado día 8 que sus responsables en la sala de mercados del banco estaban al corriente de sus procedimientos para encubrir operaciones.

SOCIETE GENERALE 25,35 0,38%

El juicio quedará visto esta semana para sentencia, que se conocerá en otoño.