Crecimiento de entre el 0,7 y el 1,3%

Trichet prevé un crecimiento irregular en la eurozona y descarta peligro de inflación

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, aseguró hoy que la institución prevé en los próximos meses un "crecimiento moderado" de la economía de la zona euro, pero advirtió de que esa recuperación se mantendrá "irregular" y en un clima de "incertidumbre".

Al mismo tiempo, descartó que la compra de deuda pública decidida por el BCE para apoyar a los Estados miembros pueda generar problemas de inflación.

Según Trichet, los últimos datos confirman las previsiones del BCE para este año, cuando espera un crecimiento de entre el 0,7 y el 1,3%.

"Sin embargo, es probable que la recuperación se mantenga irregular durante un cierto tiempo en función de las economías y de los sectores, en un clima de incertidumbre persistente y con tensiones en algunos segmentos de los mercados financieros", señaló.

Trichet consideró además que podrían registrarse "ligeros aumentos de la inflación" a lo largo de la segunda mitad de este año, pero aseguró que la evolución de los precios se mantendrá moderada a medio plazo.

Por ello, explicó que el BCE considera que su política monetaria y el actual nivel de tipos de interés son "apropiados".

Además, quiso dejar claro que el programa de compra de bonos estatales aprobado por la institución no repercutirá en los precios, pues se han tomado medidas para evitarlo.

En este sentido, explicó que el BCE no quiere inyectar liquidez en el sector bancario y que por ello llevará a cabo una subasta de retirada de liquidez para neutralizar el efecto de su reciente compra de deuda pública e impedir así una subida de la inflación.

"No hay riesgos inflacionistas vinculados al programa", insistió.

En su primera intervención en el debate que esta tarde celebra la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, Trichet pidió también ambición para poner en marcha una "vigilancia fiscal más directa y efectiva" en la eurozona.

"Es esencial que se refuerce la vigilancia de las políticas presupuestarias" , subrayó, defendiendo un mayor poder para la Comisión Europea.

Además, abogó por reforzar las sanciones para los países que incumplan los objetivos fijados a escala comunitaria.

Trichet asegura que los temores a un aumento de la inflación son "totalmente infundados"

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, aseguró hoy que el actual nivel de los tipos de interés en la eurozona (el 1%) es el "apropiado" y calificó de "totalmente infundados" los temores a un aumento de la inflación.

"Las sugerencias de que la inflación está fuera de control son totalmente infundadas. Al contrario, las expectativas de inflación de la eurozona parecen estar extraordinariamente bien ancladas, en línea con nuestra definición de la estabilidad de precios", dijo Trichet en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

"Teniendo en cuenta las perspectivas de estabilidad de precios y el sólido anclaje de las expectativas de inflación a largo plazo, el Consejo de Gobierno (del BCE) considera apropiados nuestra posición de política monetaria y el actual nivel de tipos de interés", aseguró el presidente del BCE.

La tasa de inflación de la eurozona se situó en el 1,6% en mayo y podría experimentar "ligeros incrementos" durante la segunda mitad del año, pero las presiones inflacionistas están "bien contenidas", insistió.

Los últimos datos disponibles confirman que durante la primera mitad de 2010 ha continuado la recuperación en la eurozona y que la economía crecerá "a un ritmo moderado este año y el siguiente", dijo Trichet. No obstante, alertó de que la recuperación será "desigual" en los diferentes países y sectores, en un entorno de "incertidumbre" y "tensiones en algunos segmentos de los mercados financieros".

Para hacer frente a estas tensiones, el presidente del BCE defendió su decisión de reintroducir las subastas ilimitadas de liquidez a tres y seis meses y el programa de compra de deuda pública.