Son los nuevos propietarios de Marsans

Teinver se acoge a la Ley Concursal para negociar convenio anticipado

Los nuevos propietarios del grupo Marsans han declarado la insolvencia de Teinver, la otra pata del negocio adquirido a Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán junto con Viajes Marsans la pasada semana. Teinver controla el capital de la cadena hotelera Hotetur y la filial de handling, además de la aerolínea Air Comet.

Teinver, la otra pata del negocio adquirido la pasada semana a Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual junto con Viajes Marsans por la firma Posibilitumm por 600 millones de euros -prácticamente la deuda conjunta de las dos empresas-, se ha acogido al punto 5.3 de la Ley Concursal, informaron el viernes fuentes financieras. La medida supone que sus propietarios han reconocido la insolvencia de Teinver y que negocian convenio anticipado de acreedores. Esta información no pudo ser el viernes confirmada por fuentes oficiales del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Teinver controla el capital de la cadena hotelera Hotetur, la aerolínea Air Comet y la filial de handling, entre otros activos. En noviembre de 2009, el auditor de las cuentas de Teinver, PricewaterhouseCoopers, advirtió en su informe que no podía emitir una opinión sobre las últimas cuentas presentadas por la sociedad de Díaz Ferrán y Pascual -correspondientes a su ejercicio terminado en septiembre de 2008- dadas las incertidumbres sobre su viabilidad. En ese ejercicio Teinver registró un fondo de maniobra negativo de 256,5 millones de euros.

El punto 5.3 de la Ley Concursal permite a una empresa declarada insolvente negociar con sus acreedores un posible convenio anticipado durante un periodo de hasta cuatro meses evitando el riesgo de que empresas acreedoras insten el concurso de la sociedad en cuestión.

De esta manera, los nuevos propietarios de Grupo Marsans logran blindar a Teinver de posibles demandas de concurso de acreedores y negociar durante cuatromeses convenio anticipado. Así Posibilitumm, la sociedad creada por el empresario valenciano Ángel de Cabo Sanz para llevar a cabo la adquisición de Grupo Marsans, evita que Teinver caiga en la misma situación que Viajes Marsans, que antes de declararse en concurso voluntario ya afrontaba demandas de concurso necesario por parte de empresas acreedoras. La declaración de concurso necesario, a instancias de un acreedor, supondría la anulación de las facultades de admiadministración de los propietarios de Viajes Marsans.

[La declaración de concurso de Air Comet, la aerolínea deMarsans que suspendió pagos en diciembre, no contradice que ahora Teinver, la sociedad propietaria de la línea aérea, se acoja al 5.3 de la Ley Concursal, explicaron el viernes expertos en materia concursal].

La viabilidad de Viajes Marsans depende de hasta 1.400 despidos

Los nuevos propietarios de Grupo Marsans comunicaron el viernes los puntos básicos por los que pasa su plan de negocio para Viajes Marsans tras mantener una reunión con representantes de los trabajadores. Posibilitumm, la sociedad que adquirió el grupo a Díaz Ferrán y Pascual la pasada semana, condiciona la viabilidad de la empresa de viajes a una drástica reducción de la plantilla, entre otras medidas.

Según informó el viernes a través de un comunicado, "los primeros datos confirman que las circunstancias y condiciones del mercado aconsejan adelgazar la estructura operativa de la sociedad hacia un entorno de entre 600 y 900 personas". La medida supondría reducir en hasta un 70% la plantilla actual de Viajes Marsans, con 2.079 personas.

El futuro de ViajesMarsans depende además de que se logre alcanzar un acuerdo con la asociación internacional de líneas aéreas, IATA, para que la empresa pueda volver a vender billetes de avión. Posibilitumm aseguró en su comunicado que la sensación "tras los primeros contactos es buena" y que no descarta "alcanzar un acuerdo en fechas próximas".

Los nuevos propietarios de Marsans condicionan, por último, la viabilidad de Viajes Marsans a una venta de activos. "La compañía ha recibido numerosas llamadas de empresas interesadas en adquirir ciertos activos", aseguró en su comunicado Posibilitumm.

"La situación es tan sensible", admitió en su comunicado el dueño de Marsans, "que los tres elementos sobre los que pivotará el nuevo plan de negocio [despidos, venta de activos y lograr el permiso de la IATA para vender billetes] deben cumplirse al 100% para garantizar la viabilidad de la sociedad".

El comunicado de los dueños de Marsans provocó el viernes en UGT una reacción airada ya que, aseguran fuentes sindicales consultadas por este diario, durante la reunión mantenida el mismo viernes con la empresa no se precisó ninguna cifra. El anuncio de llevar a cabo hasta 1.400 despidos generó en UGT "desconfianza hacia los nuevos gestores y su plan de viabilidad", indicaron. Los representantes de los trabajadores de Viajes Marsans mantendrán la semana que viene otra reunión con Posibilitumm.