Encuentro del sector

Telefónica pide transparencia y no discriminación en Internet

La neutralidad de Internet debe hacerse sobre los principios de transparencia y no discriminación y las operadoras deben poder gestionar la red ofreciendo a sus usuarios distintos niveles de calidad, dijo hoy Carlos López Blanco, director de relaciones institucionales de Telefónica.

En el debate sobre la neutralidad de la red en el XVI encuentro del sector de las telecomunicaciones, organizado por IESE Business School, se ha puesto de manifiesto la creciente fuerza de Google y Apple en el mundo de los contenidos y los problemas que puede plantear.

El vicepresidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Marcel Coderch, habló en nombre propio debido a que este organismo no ha debatido sobre la neutralidad de la red.

Señaló la gran confusión sobre el término, ya que según los grupos se habla de distintas cosas y se mostró abierto a la existencia de distintas calidades dentro de Internet que garanticen los servicios a los usuarios.

Expuso los actuales problemas de Internet donde un 15% de los usuarios generan el 80% de los contenidos y la canibalización de las fuentes de ingresos de las operadoras que cada vez tienen menos facturación por voz que por datos y necesitan financiar las redes de nueva generación.

El directivo de Telefónica, López Blanco, recordó que las operadoras de todo el mundo gestionan las comunicaciones de 4.000 millones de usuarios y que el tráfico a través de Internet va a seguir creciendo y se va a multiplicar por cinco de 2008 a 2013 lo que supone un reto para el sector.

En este nuevo mundo, que ya ha llegado, dijo, el negocio publicitario hace que empresas como Google se esfuercen por que crezca el tráfico, lo que repercute en el actual modelo de negocio y pone en riesgo las redes, que pueden tener problemas de saturación.

López Blanco dijo que Telefónica no pide una regulación de la neutralidad de la red, pero que tampoco se opone a ella. Lo importante, dijo, es que se debata, que Europa tenga un papel y no se olvide que lo más importante en Internet "no son los derechos de los bits, sino de los usuarios".

Defendió la gestión de las redes por parte de las operadoras bajo los principios de transparencia y no discriminación con servicios diferentes de acuerdo con los niveles de calidad que quieran los usuarios.

El primer interesado en que la red funcione y que sea de calidad, dijo López Blanco, es Google, que ya ha llegado a un acuerdo con el operador estadounidense Verizon.

El presidente del grupo de contenidos Lavinia, Antoni Esteve, aportó una visión totalmente distinta a la discusión al solicitar la neutralidad de la red para que las grandes plataformas de Google y Apple no controlen todos los contenidos que se distribuyan por ella.

Esteve señaló que estamos en una auténtica batalla en la que los sectores defienden sus intereses y advirtió sobre el creciente poder de Google y Apple que definió como Cola-Cola y Pepsi en este mundo de Internet.

Advirtió que en la regulación de la neutralidad de la red no puede haber medidas nacionales sino mundiales y que se trata de un mundo complejo que se tiene que gestionar.