Jornadas organizadas por El País y la Generalitat

Montilla hace un llamamiento a la solidaridad para que triunfe la reforma

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha hecho hoy un llamamiento a "la solidaridad y la cooperación" como base para que triunfen los ajustes que se están aplicando para llevar a cabo la reforma económica.

Además, en el transcurso de la inauguración de la jornada 'Cataluña después de la crisis', organizada por El País y la Generalitat, con la colaboración de Abertis, Montilla ha advertido que Cataluña no debe sumar una crisis económica con una crisis política y otra institucional, esta última derivada de una posible sentencia adversa del Tribunal Constitucional (TC) sobre el nuevo Estatut.

"No podemos aguantar una crisis política, económica e institucional", ha advertido el presidente catalán, quien ha abogado por "mantener los pies en la tierra". Montilla también ha defendido que "hay que actuar en función de la solidaridad y la cooperación, y éstas han de ser la base de la credibilidad que queremos recuperar".

"Solidaridad y cooperación son necesarias para cerrar con éxito las políticas de ajuste que estamos haciendo con tanto sacrificio", ha reiterado Montilla, que ha destacado que en la actual situación de crisis se está viviendo en Cataluña un momento de "exigencia individual, social y política".

Para Montilla, "la solidaridad y la cooperación son el cimiento de la solidaridad que queremos recuperar con las reformas estructurales ineludibles para caminar hacia un nuevo modelo productivo".

El máximo responsable de la política catalana ha abogado por, desde la Generalitat, "cooperar con el Gobierno de España, también con las reformas estructurales en marcha, para mejorar el entorno económico".

José Montilla se ha mostrado convencido de que "de esta situación nadie saldrá por su propio pie, tenemos que rehacer la cadena de solidaridad territorial, europea y social; y además reforzar la cooperación".

El presidente catalán ha defendido la necesidad de los ajustes económicos que se están llevando a cabo, avisando de que "el sector público tendrá que hacer procesos drásticos de racionalización"

"Seremos menos ricos y tendremos que adaptar los hábitos y servicios públicos a los recursos disponibles, éste es el primer sentido de unas políticas de ajuste, necesarias y dolorosas", ha justificado hoy el presidente de la Generalitat.

Montilla ha alertado de que "no se trata de pensar a corto plazo en ganar las elecciones, sino en recuperar la confianza", y se ha mostrado partidario de implementar "una orientación estratégica que dibuje un horizonte plausible para un nuevo modelo productivo que potencie el talento emprendedor y permita mantener una red suficiente de servicios públicos".

A partir de aquí, Montilla ha desgranado lo que, a su juicio, son los puntos fuertes de la economía catalana, desde su diversificación sectorial, a su peso industrial y a su potencia exportadora, añadiendo la fuerza que, en su opinión, se traduce en el fuerte esfuerzo que ese está llevando a cabo en I+D.

En este sentido, Montilla se ha referido tanto a la nuevas infraestructuras, como la T1, o a las miles de empresas que se siguen creando en Cataluña y que ha definido como "campeones ocultos".

"Cataluña cuenta con bastantes activos como para creer en el futuro, a condición de mantener las grandes líneas macroeconómicas y el mantenimiento del buen clima social que permita sacar a delante la reforma del sector público", ha asegurado hoy Montilla.