Fitch augura descensos hasta 2012

El INE certifica que la bajada de precios de la vivienda se suaviza al 2,9%

Como ya hiciera el Ministerio de Vivienda en abril, el INE constató ayer que el precio de las casas moderó su caída en el primer trimestre de este año hasta marcar un 2,9% de media.

Las cifras en términos absolutos son diferentes, pero la tendencia es exactamente la misma. El departamento que dirige Beatriz Corredor publicó en abril que el precio de la vivienda libre se abarató de promedio un 4,7% anual en el primer trimestre, 1,6 puntos menos que un trimestre anterior.

Ayer le tocó el turno al Instituto Nacional de Estadística. Según el INE, la rebaja media anual que marcaron las casas en idéntico periodo fue del 2,9%, 1,4 puntos menos que el trimestre anterior. Así, ambos estudios, que son los únicos que pueden tener la categoría de oficial por el tamaño de la muestra que analizan y el rigor de sus metodologías, reflejan similar tendencia. Los precios de la vivienda en España llevan tres trimestres seguidos moderando su descenso.

Y eso que las fuentes de ambas estadísticas son diferentes. La del ministerio se elabora con los datos procedentes de tasaciones, mientras que la del INE lo hace con las cifras que facilitan los notarios que consignan vendedor y comprador en las escrituras de las transacciones. Por tipo de casa, el INE constató que los pisos de nueva construcción redujeron sus precios un 4,2%, que contrasta con el -5,1% que lo hicieron a finales de 2009. Y en el mercado de segunda mano también se ha moderado el ajuste, al pasar del -3,5% a un leve -1,4%.

Frente a estas cifras, que algunos organismos continúan cuestionando, siguen proliferando los informes privados sobre el mercado inmobiliario español de toda clase de instituciones. En opinión de la agencia de calificación de rating Fitch, el precio de la vivienda en España seguirá bajando hasta al menos 2012, ya que sigue sobrevalorada.

La agencia asegura que las viviendas permanecen sobrevaloradas en relación a los ingresos de las familias y sus precios necesitan bajar aún más para mejorar las condiciones de acceso. El informe subraya que en el cénit del boom inmobiliario las familias tenían que dedicar los ingresos de 7,7 años para comprar piso, frente a la ratio de 3,9 años del periodo 1995-2002. Para Fitch, la proporción adecuada debería situarse en 5,5 años, de lo que resulta que los precios deberían bajar un 30% desde sus máximos. "Las viviendas sin vender, las estrategias de venta más proactivas por parte de las entidades financieras y la reducida accesibilidad al crédito también pesarán sobre el precio de la vivienda a corto plazo", añade.

Las estadísticas del Ministerio cifran la caída de los precios de la vivienda en una media del 11,2% entre el primer trimestre de 2008 (cuando alcanzó su máximo) y el mismo periodo de 2010. Sin embargo, Fitch cree que estos datos no reflejan las circunstancias del mercado, que se ha hecho cada vez menos líquido.

Por tanto, para alcanzar ese 30% de depreciación acumulada en 2012, la agencia considera que los precios deberían ajustarse hasta esa fecha otro 20% adicional.

El crédito para VPO crece un 53,6% anual hasta mayo

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, presidió ayer la segunda reunión de la Mesa de Seguimiento Financiero del Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012. Durante dicho encuentro, al que asistieron representantes de las patronales bancarias, el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el ICO y una delegación de las entidades preferentes (Caja Madrid, BBVA, Ibercaja, La Caixa y Caixa Catalunya), se puso de manifiesto como de enero a mayo pasados se produjo un aumento del crédito para VPO del 53,6% respecto al mismo periodo de 2009.

También, se acordó poner en marcha nuevas líneas de financiación para facilitar la promoción de vivienda protegida y la rehabilitación, como las que desarrollará en breve el BEI para inmuebles que se destinen al alquiler y obras encaminadas a mejorar la eficiencia energética de las casas. El ICO extenderá a la venta el programa destinado hasta ahora a fomentar la edificación de pisos en alquiler.