Equivalentes al 1,75% del PIB para el próximo ejercicio

Bruselas avala el plan de ajuste de España en 2010 pero pide que se concreten las medidas para 2011

La Comisión Europea ha aprobado hoy el plan de austeridad presentado por el Gobierno español para 2010 y espera que concrete medidas de recorte equivalentes al 1,75% del PIB para el próximo ejercicio.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Olli Rehn, ha presentado el resultado de la evaluación en una rueda de prensa celebrada en Estrasburgo, donde se ha reunido hoy la Comisión. El ejercicio forma parte de los expedientes disciplinarios abiertos el año pasado contra los países cuyo déficit público ha superado el límite del 3% del PIB previsto por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

"España necesita substanciar los objetivos de 2011 con medidas concretas. El techo de gasto fijado para el presupuesto [122.000 millones de euros] ayudará en ese proceso, porque supone ya una reducción del 1%. Pero falta otro 0,75%. Así que, en total, para el año que viene, España tiene que substanciar medidas equivalntes al 1,75% del PIB", ha asegurado Olli Rehn, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros.

Hoy, en concreto, se ha evaluado el cumplimiento por parte de 12 países (España, Portugal, Irlanda, Italia, Alemania, Francia, Holanda, Bélgica, Austria, Eslovenia, Eslovaquia y República checa) de las condiciones necesarias para situar el déficit por debajo del 3% en los próximos dos o tres años.

El programa de estabilidad español, aprobado por la CE en marzo, aspiraba a un déficit del 9,8% este año y del 7,5% en 2011. Pero el pasado 7 de mayo, en una cumbre extraordinaria de la zona euro, en la que se decidió crear un fondo de rescate para los países con dificultades financieras, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, adquirió el compromiso "de acelerar, de anticipar, la reducción", según explicó el mismo en el Congreso de Diputados.

El compromiso obliga a España a situar el déficit en el 6% a finales del año que viene, lo que requiere un recorte adicional de 0,5% del PIB este año (unos 5.000 millones de euros) y otro punto del PIB el año que viene (otros 10.000 millones de euros).

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, se comprometió la semana pasada en el Ecofin ante sus homólogos a hacer más esfuerzos el año que viene "si hace falta" para lograr el objetivo del 6% de déficit y anunció que los recortes proseguirán los años 2012 y 2013. No obstante, se mostró convencida que con las medidas anunciadas hasta ahora hay suficiente para cumplir hasta 2011.

Este esfuerzo adicional fue exigido por parte de la UE a Salgado el pasado 9 de mayo como contrapartida a la creación de un fondo de rescate dotado con hasta 750.000 millones de euros para frenar el contagio de la crisis griega a España y Portugal. El ministerio de Economía desmintió de nuevo este lunes que esté a punto de solicitar ayuda de este fondo, tal y como publica la prensa alemana. También la Comisión negó que prepare el rescate de España y acusó a Alemania de estar en el origen de las especulaciones.

El Ejecutivo comunitario también ha pedido al Gobierno que culmine la reforma laboral y la del sistema de pensiones.

Las medidas de Alemania, Francia y otros 8 países son adecuadas, según la CE

La Comisión Europea dictaminó hoy que Alemania, Francia y otros 8 países han tomado las medidas adecuadas en 2010 para reducir su déficit público y por ello decidió no dar pasos adicionales en los respectivos expedientes sancionadores por déficit excesivo.

"Los objetivos presupuestarios actuales, incluidos los objetivos revisados de España y Portugal -cuyo plan de ajuste adicional se analizó aparte-, parecen garantizar una política fiscal global correcta en la UE", dijo el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

No obstante, el Ejecutivo comunitario reclamó a estos Estados miembros que especifiquen lo antes posible medidas para lograr los objetivos de déficit en 2011 y los años siguientes. Las recomendaciones tienen en cuenta las actuales "circunstancias económicas excepcionales" y se basan en el marco presupuestario a medio plazo, según Bruselas.

El resto de países incluidos en la evaluación de este martes son Bélgica, República Checa, Irlanda, Italia, Países Bajos, Austria, Eslovenia y Eslovaquia.

Además, el Ejecutivo comunitario lanzó procedimientos por déficit excesivo contra Dinamarca, Finlandia y Chipre y fijó los plazos para su corrección (2013, 2011 y 2012, respectivamente). Rehn adelantó que pronto expedientará a Bulgaria cuando se aclaren las irregularidades en sus estadísticas.

Así, sólo quedarán tres países de la UE (Suecia, Estonia y Luxemburgo) que no están expedientados por superar el umbral del 3% de déficit público que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC). Pero se prevé que Luxemburgo sobrepase también el límite este año.