Baja la calificación cuatro escalones

Moody's rebaja el rating de Grecia a la categoría de bono basura

Moody's ha rebajado el rating de Grecia desde A3 a Ba1 citando los riesgos del paquete de rescate de la zona euro y el FMI para la economía griega. La rebaja hasta la categoría de bono basura llega después de que el pasado mes de abril la agencia de calificación recortó un peldaño la calificación de la deuda soberana griega y amenazó con una nueva revisión.

La calificadora de riesgos atribuyó esta rebaja de cuatro escalones en la nota de Grecia a los fundamentales crediticios a medio plazo del país heleno y supone el resultado del análisis comenzado el pasado 22 de abril.

"La calificación 'Ba1' refleja nuestro análisis sobre el equilibrio de las fortalezas y riesgos asociados con el paquete de ayudas de la eurozona y el FMI", señala la agencia, que considera que este plan de rescate elimina de manera efectiva cualquier riesgo a corto plazo de un 'default' relacionado con la falta de liquidez y estimula la puesta en marcha de reformas estructurales, creíbles y factibles.

Sarah Carlson, vicepresidenta y analista senior de crédito soberano de Moody's, apuntó que "el riesgo macroeconómico y de puesta en práctica del programa es sustancial y más en línea con una nota 'Ba1'".

"Existe una considerable incertidumbre sobre el impacto de estas medidas en el crecimiento económico del país", señaló Carlson, quien subrayó que "esta incertidumbre representa un riesgo que ha llevado a Moody's a considerar que la solvencia de Grecia es ahora consistente con una nota 'Ba1', que incorpora una mayor, aún siendo baja, posibilidad de impago".

En abril, la agencia de calificación ya advirtió que era "improbable" que Grecia mantuviera la calificación 'A3' si el Gobierno griego no era capaz de restaurar la confianza de los mercados.

A finales de abril, la agencia Standard & Poor's recortó también la nota de la deuda griega al nivel de 'bonos basura' al situar el 'rating' en 'BB+' desde 'BBB+'. Por su parte, Fitch rebajó la nota de Grecia a 'BBB-' desde 'BBB+', dejando el 'rating' del país heleno al borde del 'bono basura'.