La asamblea aprobó hoy las cuentas generales de 2009

Caixa Galicia asegura que la fusión con Caixanova será un "proyecto solvente"

El director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez, afirmó hoy, durante la Asamblea General que celebró la entidad gallega en A Coruña, que el plan de integración con Caixanova permitirá el nacimiento de un proyecto "sólido" y "solvente" y con "vocación de ser un jugador importante" en el nuevo mapa financiero español.

En la Asamblea, en la que se aprobaron las cuentas generales de 2009, Méndez, según informó la entidad financiera en un comunicado, explicó a los consejeros la evolución de las negociaciones con Caixanova para intentar culminar un proyecto de fusión, así como del acuerdo marco de las negociaciones, aprobado por el consejo de administración el pasado 11 de mayo.

En su intervención, Méndez aseguró que el plan de integración "permitirá el nacimiento de una nueva caja gallega, fruto de la unión equilibrada de las dos", precisó.

Al mismo tiempo, defendió que será "un proyecto sólido, solvente y con vocación de ser un jugador importante en el nuevo mapa financiero español que está naciendo de una intensa reestructuración", explicó a los consejeros generales de Caixa Galicia.

Red comercial

La Asamblea se inició con la intervención de Mauro Varela, presidente de Caixa Galicia, quien afirmó que los cambios regulatorios experimentados en el bienio 2009-2010, los movimientos corporativos y el escenario económico, sitúan al sistema financiero "ante la más profunda transformación vivida", aunque consideró que abre también "una nueva e ilusionante etapa".

Mientras, el director general de Caixa Galicia resaltó el buen comportamiento en captación de la red comercial y el "esfuerzo" por parte de la entidad en financiar familias y empresas, con un incremento del 6% en el primer caso.

Asimismo, indicó que esta política permitió incrementar en 28 puntos básicos la cuota de mercado de Caixa Galicia en la formalización del crédito a empresas.

Además, señaló que el 70% de la nueva financiación concedida correspondió a empresas, con la concesión en el caso de Galicia del 30% de las líneas de Igape e ICO.

Esto se tradujo, según la entidad "en un volumen de negocio de 78.626 millones de euros, 46.340 millones de euros de balance y 91 millones de euros de beneficio consolidado al final del ejercicio".

En la Asamblea, los miembros de Caixa Galicia aprobaron también un Código de Conducta y Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que agrupa, en un único documento, los principales derechos y obligaciones que la entidad reconoce desde sus estrategias de negocio, socioculturales y de responsabilidad social corporativa.

Reunión del consejo de administración

Al término de la misma, el vicepresidente de Caixa Galicia y presidente de la Diputación de A Coruña, Salvador Fernández Moreda, destacó la unanimidad en la aprobación de los puntos debatidos hoy y evitó pronunciarse sobre el plan económico que deberá aprobar la entidad antes del 15 de junio. Unicamente, señaló que será aprobado en el consejo de administración que, previsiblemente, celebrará la entidad el lunes.

Tanto Caixa Galicia como Caixanova tienen previsto someter ese día a evaluación, en sus respectivos consejos, el proyecto económico de integración de ambas entidades, que prevén ultimar este fin se semana y del cual darían cuenta a los sindicatos con representación en las cajas -CC OO, UGT, CSICA y CGT- esa misma tarde, en una reunión conjunta en Santiago de Compostela.

Fuentes financieras indicaron a Europa Press que "lo más probable" es que dé tiempo a cerrar durante este fin de semana el borrador del plan de integración para someterlo a aprobación de sus consejos de administración el próximo lunes, un día antes del plazo límite del martes 15 de junio para remitirlo al Banco de España.

No obstante, estas fuentes puntualizaron que, si algún escollo impidiese cerrar el proyecto definitivamente para el lunes, los consejos de administración podrían ser vueltos a convocar para el martes.

Luz verde a las cuentas

En la Asamblea General, celebrada hoy, se aprobaron por unanimidad las cuentas de la entidad en 2009, ejercicio en el que experimentó un crecimiento del 28% en el Tier 1, que se situó en el 8,46% con un superávit de recursos propios que se amplió hasta los 1.187 millones euros, 362 millones más que en 2008.

La morosidad al término de 2009 se situó en el 4,90%, "por debajo de la media del sector", puntualiza la entidad, que atribuye "al buen comportamiento de la red comercial" el que los activos líquidos superasen en casi 2.000 millones los vencimientos mayoristas para los próximos tres años.

Asimismo, señala que el "esfuerzo" en la mejora de gestión "permitió incrementar en un 14% la eficiencia recurrente, con una reducción del 10% en los gastos de explotación", añade.