Y el de Sabadell

S&P coloca en vigilancia negativa el rating de Caja Madrid

Standard & Poor's (S&P) mantiene en 'A/A-1' el rating que tiene asignado al crédito tanto a largo como a corto plazo de Caja Madrid y el resto de las calificaciones otorgadas la entidad ante su anuncio de integración con Bancaja, si bien las sitúa en vigilancia negativa. Además, la agencia también ha puesto en perspectiva negativa el rating de Sabadell.

La agencia advierte de que la operación con Bancaja, dado el gran tamaño de la entidad valenciana, podría tener un "efecto negativo" en las calificaciones que tiene asignadas a la firma que preside Rodrigo Rato.

S&P apuntó que a partir de ahora analizará los efectos que puede tener sobre la capacidad crediticia de Caja Madrid su anuncio de integrarse con otras seis cajas de ahorro en un Sistema Institucional de Protección (SIP).

La firma evaluará un eventual deterioro del perfil financiero de Caja Madrid durante los próximos 18 meses en relación al crédito de la caja como entidad individual.

Además, Standard & Poors también ha puesto en perspectiva negativa el rating del Banco Sabadell por sus conversaciones para fusionarse con el Banco Guipuzcoano, según una nota de esta agencia de calificación.

Esta perspectiva negativa afecta básicamente a la 'A' con la que está calificada la deuda a largo y la 'A-1' para la deuda a corto plazo del banco.

Esta puesta en alerta con tendencia negativa "refleja nuestra visión del potencial impacto negativo que esto podría tener en el perfil financiero del Sabadell", ha dicho la analista de crédito de Standard & Poor's Alicia Fernández.

Banco Guipuzcoano no cuenta con calificación de Standard & Poors y lo califican como "un banco pequeño en comparación con Sabadell, sus activos totales son iguales a aproximadamente el 12,4% de Sabadell a partir del final del ejercicio 2009".

"Esta adquisición mejorará la posición de mercado al por menor de Sabadell en la región septentrional española del País Vasco (AA + / Negativa -), ya que el Banco Guipuzcoano tiene como mercado de origen una de las más sanas economías de España", señala la firma de rating, que recuerda además el éxito con el que el Sabadell ha resuelto pasadas integraciones bancarias.

Sin embargo, Standard & Poors justifica el recorte porque el Banco Guipuzcoano tiene un perfil de crédito más débil que el Sabadell, por lo que anuncia que van "a analizar la situación financiera de Banco Guipuzcoano y cómo impactará en el grupo consolidado".

"Nuestro objetivo es resolver la colocación de vigilancia negativa a las pocas semanas que los acuerdos de los bancos hayan finalizado", ha señalado Fernández, que advierte de que es poco probable que finalmente se lleve a cabo la rebaja.