Thumann avanzó una crisis "más duradera" en España

La patronal europea avala a Díaz Ferrán como "excelente" presidente de la CEOE

El presidente de la patronal europea BusinessEurope, Jürgen Thumann, respaldó hoy la labor de su homólogo de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, al asegurar que es un "excelente" presidente, y resaltó la "democratización" que ha llevado a cabo en la organización empresarial durante su mandato.

En un almuerzo coloquio organizado por el Fórum Nueva Economía, Thumann avaló la proclama de la patronal para que el Gobierno acometa una reforma laboral "profunda" y apuntó hacia la flexiseguridad, esto es combinar la flexibilidad empresarial con la seguridad de los trabajadores. "Una reforma laboral en España es absolutamente necesaria para evitar que lidere la tasa de paro de la UE", indicó.

Así pues, el líder de la patronal europea supeditó la vuelta al crecimiento de la economía española a la aplicación de medidas "coherentes", entre las que citó la reforma laboral y la de la Seguridad Social, al tiempo que abogó por la moderación salarial en el sector privado. Para ello, apeló a la "responsabilidad y colaboración" de los sindicatos con el fin de sellar acuerdos en este sentido.

"El camino de las reformas es el camino para crear puestos de trabajo en Europa", afirmó, para después asegurar que defenderá esta postura en la reunión que mantendrá esta tarde con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Crisis más duradera en España

Con todo, Thumann avanzó una crisis "más duradera" en España, por lo que rebajó las expectativas de crecimiento de la economía, al augurar una caída para este año del 0,8% y un crecimiento del 0,3% para 2011, previsiones cinco décimas y un punto porcentuales más pesimistas que las elaboradas por el Ejecutivo. Para la UE, estimó un crecimiento medio del 1,4% y del 1,6% para 2010 y 2011, respectivamente.

Preguntado sobre la subida de impuestos a las rentas más altas aprobadas por Andalucía, Asturias y Extremadura, el 'número uno' de los empresarios europeos consideró que son "mensajes erróneos", aunque apostó por la "incuestionable" consolidación de las cuentas públicas, eso sí, a través del recorte del gasto. "Las únicas políticas deben encaminarse a reducir el déficit", reiteró.