A la firma Posibilitum Business

Marsans confirma su venta por 600 millones de euros

Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual han vendido este miércoles a la firma Posibilitum Business, una sociedad limitada del empresario Ángel del Cabo, tanto Viajes Marsans como la patrimonial Teinver, que controla también la cadena hotelera Hotetur y la compañía de handling aeroportuario Newco, entre otros activos, según ha informado hace unos minutos el grupo turístico español. El importe de la operación alcanza los 600 millones de euros, incluidos los pasivos de Marsans.

Para Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán "el comprador tiene la experiencia y los recursos necesarios para gestionar la situación actual del Grupo. Ha demostrado conocimiento, interés, profesionalidad y un gran despliegue de medios a la hora de estudiar en las últimas semanas la situación del grupo. Los nuevos gestores son también los que han ofrecido el planteamiento empresarial más completo en beneficio de los trabajadores, clientes y proveedores del Grupo".

En paralelo a la venta, Díaz Ferrán y Pascual solicitaron ayer miércoles el concurso voluntario "y previamente han solucionado los problemas judiciales que planteaban algunas reclamaciones de acreedores". Esto significaría que Marsans habría liquidado las deudas con los dos acreedores -la naviera Grimaldi y los hoteles canarios Arrecife- cuyas solicitudes de concurso han sido admitidas a trámite por el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid. "De esta manera se garantiza que el proceso de reordenación del Grupo se va a llevar a cabo con el control judicial y bajos los criterios que marca la Ley para este tipo de situaciones, protegiendo los derechos de los acreedores, clientes y trabajadores del Grupo", comenta Marsans en la nota difundida.

La solicitud de concurso voluntario, que se presentó ayer en un juzgado de Madrid, se hizo inevitable tras la decisión de la IATA de no permitir a Marsans la venta de billetes, lo que impidió continuar el desarrollo normal de la compañía desde el 19 de abril y que ha terminado sumiendo en la inactividad total a la red de oficinas.