Considera las plantas españolas de "importancia vital"

PSA abre la puerta a la fabricación de coches eléctricos en Vigo y Villaverde

PSA Peugeot Citroën no descarta que en un futuro las plantas que tiene la multinacional en España (Vigo y Villaverde) fabriquen coches eléctricos. La automovilística considera que ambas factorías son de "importancia vital" para el grupo, con lo que si finalmente PSA decide ensamblar vehículos eléctricos en Europa, contará con Vigo y Villaverde entre los candidatos.

PSA abre la puerta a la fabricación de coches eléctricos en Vigo y Villaverde
PSA abre la puerta a la fabricación de coches eléctricos en Vigo y Villaverde

El vicepresidente del grupo PSA Peugeot Citroën y responsable de las dos marcas de la multinacional, Jean-Marc Gales, abrió ayer la puerta a que las dos plantas que la multinacional posee en España puedan fabricar vehículos eléctricos en un futuro, si bien aseguró que no hay ninguna decisión tomada al respecto.

"Las dos plantas tienen una importancia vital para la compañía", aseguró ayer el directivo tras la presentación de una nueva línea de motores ecológicos en la sede de la compañía en París. "Son plantas muy eficientes, muy motivadas; no se puede excluir que Madrid pueda fabricar coches eléctricos", afirmó. "Si decidimos fabricar coches eléctricos en Europa, todas las plantas eficientes serán candidatas, y entre ellas las españolas", apuntó.

Gales aseguró que la prueba del "reconocimiento" de que disfrutan ambas factorías fue el anuncio efectuado a finales de mayo de un automóvil destinado a satisfacer la demanda en países emergentes. El directivo explicó que el grupo eligió Vigo por tener unos costes un 25% menores que las instalaciones francesas y por disfrutar de una mejor situación logística respecto a los países a los que se exportará, principalmente, en el norte de África. En su opinión, éste no es un coche low cost, sino un vehículo "aspiracional", pero con un nuevo estilo. Gales señaló que esta berlina "no es de bajo coste ni en seguridad ni en diseño", y tiene una previsión de ventas "muy elevada".

Las factorías más eficientes serán candidatas, entre ellas las españolas

PSA PEUGEOT CITROEN 17,60 0,57%

El directivo francés valoró positivamente el apoyo que ha mostrado en los últimos meses el Gobierno español respecto del coche eléctrico, y aseguró que este apoyo puede ayudar a tomar una decisión al respecto.

A finales del mes pasado, el vicepresidente y director técnico industrial de la multinacional francesa, Guillaume Faury, aseguró durante una visita en Madrid que la fábrica gallega es una "firme candidata" para producir las versiones eléctricas de estos dos vehículos comerciales.

Motor ecológico

La multinacional presentó ayer la nueva generación de su motor ecológico e-HDi que permitirá un ahorro del 15% de combustible y de emisiones de dióxido de carbono y cuyo desarrollo ha supuesto la inversión de 300 millones.

Este motor incluirá un sistema que ofrece como exclusividad adelantar los tiempos de arranque a medio segundo con el sistema start & stop, que permite detener el vehículo en semáforos o a velocidades por debajo de 20 kilómetros por hora en el caso de las cajas manuales y a menos de 8 km/h en las automáticas, además de eliminar los ruidos y vibraciones en el arranque automático y detención de los motores.

Su objetivo es vender un millón de vehículos que dispongan esta motorización en 2013 y que el 85% de todos los coches que produzca la multinacional en 2020 incorporen el sistema start & stop, con emisiones de 99 gramos de CO2 por kilómetro recorrido y que el 15% restante sean eléctricos híbridos.

Este año, este motor equipará el nuevo Citroën C4 en otoño. En enero se instalará en el Peugeot 407 y posteriormente pasará al 308, en el 5008.

Además, el vicepresidente ejecutivo de la corporación apuntó que la compañía trabaja en el desarrollo de nuevas tecnologías más eficientes sobre la base de tres pilares principales, como son los motores térmicos, los híbridos diésel y los automóviles eléctricos. "PSA ha de ser capaz de ofrecer una solución adecuada para cada uno de estas posibilidades", apuntó. "Sería ilógico poner todos los huevos en una cesta".

El plan de ajuste en Europa no afectará a las ventas

El vicepresidente de PSA Peugeot Citroën, Jean-Marc Gales, aseguró ayer que los planes de recorte de déficit anunciados en las últimas semanas por varios gobiernos europeos, entre ellos el español, no afectarán a su previsión de ventas para el mercado continental. El directivo reiteró su pronóstico de 14,5 millones de matriculaciones para este año, un 9% menos que en 2009. Según Gales, esta retracción de ventas está vinculada a la retirada de las ayudas directas a la compra de coches, sobre todo, en los principales mercados del Viejo Continente. No obstante, apuntó que en este escenario su empresa trabaja con el objetivo de aumentar su cuota de mercado.

Sobre las alianzas con otras marcas, el directivo del fabricante francés, anunció que el nuevo sistema e-HDi presentado ayer es una tecnología propia del grupo, pero con BMW existe el proyecto conjunto de desarrollar un motor gasolina de 1.6 litros y normas Euro6.

La estrategia de PSA Peugeot Citroën se centrará en el medio plazo en un mayor protagonismo de los segmentos más altos, cuyo primer paso será el lanzamiento del sustituto del Peugeot 407, potenciar los modelos exclusivos DS, cuyo primer lanzamiento, el Citroën DS3, ha sobrepasado las expectativas, y reforzar la red comercial de vehículos de ocasión para las dos marcas.

Sobre la tecnología e-HDi, los responsables de PSA aseguraron que tendrá un sobrecoste de unos "cientos de euros" en comparación con los motores convencionales. Además, explicaron que tiene un alto grado de fiabilidad y ha sido desarrollada para que tenga una vida útil similar a la del automóvil, es decir, de unos 600.000 arranques, en comparación con los 300.000 arranques de los coches con el sistema start & stop convencional.

Las cifras

25% de ahorro en los costes de la factoría de Vigo en comparación con las plantas del grupo en Francia.

2013 es el año que PSA se ha marcado como objetivo para que un 85% de los coches tengan incorporado el sistema 'start & stop'.

15% de los vehículos serán eléctricos híbridos en 2020.