Cambios tributarios para sanear las cuentas

Griñán eleva hasta tres puntos el IRPF a los que ganen más de 80.000 euros

Andalucía fija un nuevo tributo sobre depósitos bancarios a pagar por las entidadesEl presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, anunció ayer un aumento de hasta tres puntos en el IRPF para aquellos que cobren más de 80.000 euros. Los asalariados con bases superiores a 120.000 euros llegarán a tributar al 46% en lugar del 43% actual. Además, Andalucía se suma a Extremadura y establecerá un tributo sobre la banca.

Andalucía ha pasado por la izquierda a Cataluña, que fue la primera en anunciar un incremento de los impuestos a las rentas altas. Griñán, además de elevar el IRPF, anunció ayer en el debate sobre el Estado de la Comunidad, la creación de un nuevo tributo sobre depósitos bancarios (a pagar por las entidades afincadas en Andalucía), el establecimiento del céntimo sanitario, que implica elevar el tramo autonómico del impuesto especial sobre hidrocarburos y también subirá el impuesto de matriculación.

Además, se establece un nuevo tributo sobre las bolsas de plástico y se incrementa el impuesto sobre residuos radioactivos. Todas esta medidas reportarán este año unos ingresos adicionales de 75,5 millones de euros, aunque hay que tener en cuenta que buena parte de ellas entrarán en vigor en 2011.

En el caso del IRPF, Andalucía creará tres nuevo tramos. Los contribuyentes con bases liquidables entre 80.000 y 100.000 tributarán al 44%, en lugar del 43%, hasta ahora el gravamen más alto. Aquellos que alcancen los 120.000 euros pagarán el 45% y, a partir de ese umbral, el gravamen alcanzará el 46%. Un contribuyente con una base liquidable de 150.000 euros pagará por renta 57.880,45 euros a partir de 2011. Esto supone 1.500 euros más de lo que tributa actualmente (ver gráfico).

Sin embargo, la medida más novedosa que presentó Griñán se centra en la banca. Andalucía creará un impuesto que gravará el stock de depósitos de entidades financieras con oficinas en Andalucía. El tipo será del 0,3% hasta 150 millones de euros en depósitos, del 0,4% hasta 600 millones y el 0,5% para más de 600 millones. Aun así, Griñán aclaró que se aplicarán deducciones para créditos e inversiones que se engloben en el programa de Andalucía Sostenible o que formen parte de la obra social de las cajas de ahorro.

Los otros aumentos impositivos tienen un trasfondo ecológico. Se fijará el céntimo sanitario, que supondrá elevar el impuesto sobre hidrocarburos. El céntimo sanitario ya existe en otras comunidades como Cataluña, Galicia, Valencia o Castilla-La Mancha. Además, se aplicará un impuesto de diez céntimos por cada bolsa de plástico y, el tributo sobre residuos radiactivos pasará de 7.000 a 10.000 euro por metro cúbico.

Más tributos sobre motos y barcos

Por otra parte, las motocicletas, quads y motos acuáticas pagarán un 16% por el impuesto de matriculación, cuando hasta ahora tributaban al 14,75%. Lo mismo sucederá para las embarcaciones, buques de recreo, aviones y avionetas, cuyo gravamen pasará del 12% al 13,2%.

Y, si todo ello no fuera bastante, la Junta procederá a revisar los beneficios fiscales en los distintos impuestos de la comunidad "con criterios de progresividad y no duplicidad".

Ello significa que, en los próximos meses, Andalucía modificará las deducciones existentes en el tramo autonómico del IRPF. Además, Griñán aseguró que se incrementarán y reforzarán los mecanismos de coordinación para atajar el fraude fiscal.

Voces en contra

El PP de Andalucía y los empresarios se opusieron ayer a la subida fiscal anunciada por Griñán. El secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Antonio Carrillo, advirtió que las medidas, sumadas al aumento del IVA, retraerán el consumo.

Se eliminarán 145 empresas públicas

La subida de impuestos anunciada ayer por Andalucía se complementará con la eliminación de la mitad de empresas públicas. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, aseguró que -descontando universidades y consorcios municipales- en Andalucía actualmente hay 255 empresas públicas que, tras el plan de ajuste se quedarán en 110. Es decir, se suprimirán 145 sociedades con participación pública.

Estas medidas, sumadas al incremento de impuestos, permitirán reducir el déficit de Andalucía en 2010 en 1.583 millones de euros, según las previsiones de la Junta.

Además, entre abril y marzo, Griñán ya redujo de 15 a 13 el número de consejerías y eliminó 39 altos cargos. Así, Andalucía, como la mayor parte de las comunidades ha respondido a la petición del Gobierno central que reclama que los Ejecutivos autonómicos aprueben sus propias políticas de austeridad. Con todo, el Gobierno prevé que el déficit fiscal autonómico siga aumentando hasta alcanzar el 3,3% del PIB en 2011.

El próximo martes, los representantes económicos de las comunidades se reunirán con el Gobierno central en el Consejo de Política Fiscal. Economía propone que se impidan las operaciones de endeudamiento que superen el 0,75% del PIB regional.