Posible incumplimiento del contrato de licencia

El fundador de easyJet llevará este lunes a la aerolínea a los tribunales

El fundador de easyJet, Stelios Haji-Ioannou, se enfrentará el próximo lunes a la aerolínea en los tribunales debido al posible incumplimiento del contrato de licencia de la marca firmado en 2000, donde se limitan los ingresos por servicios auxiliares al 25% del total.

El caso, que se alargará durante unos dos años, podría obligar a la compañía a modificar tanto su nombre como su imagen corporativa, aunque este extremo "es poco probable" dado que afectaría indirectamente al propio Haji-Ioannou, principal accionista de la compañía, según publicó hoy la prensa local.

El acuerdo firmado entre easyJet y su fundador con motivo de la salida a bolsa de la aerolínea incluía el pago de 'royalties' anuales por valor de un millón de libras (1,13 millones de euros), así como medidas para evitar que la compañía se convirtiera en un conglomerado que pudiera afectar a easyGroup -controlado por el propio Haji-Ioannou y dueño de la marca 'easy'-, que incluye negocios como easyCar o easyHotel.

Según su fundador, la compañía habría superado el tope del 25% de ingresos en concepto de servicios auxiliares, a lo que ésta replica que operaciones como las tasas por equipaje o el embarco prioritario no son de tipo auxiliar, sino que pertenecen al núcleo central de sus operaciones, por lo que no han excedido dicho margen.

El pasado mes de abril tuvo lugar un careo previo a la celebración del juicio que se inicia el próximo lunes. En este tiempo se ha llevado a cabo una auditoría para dictaminar si los ingresos por servicios auxiliares superan o no la cuarta parte del total de la compañía.

En caso de que la sentencia de la razón a Haji-Ioannou, este podría solicitar una renegociación del acuerdo e incluso un aumento de los 'royalties' que percibe, aunque de no llegar a un acuerdo easyGroup tendría la potestad de retirar a la aerolínea el derecho a emplear su actual nombre e imagen corporativa.

Este extremo podría tener un coste para la aerolínea de entre 50 millones de libras (60,6 millones de euros) y 150 millones de libras (181,7 millones de euros), además de los "severos daños" producidos por la confusión entre los usuarios.

Sin embargo, parece poco probable que ello suceda, dado que también afectaría negativamente al propio Haji-Ioannou, quien junto a sus dos hermanos posee cerca del 38% del accionariado del grupo, con una participación de en torno a los 646 millones de libras (782 millones de euros).

Haji-Ioannou abandonó la junta directiva de easyGroup el pasado mes de mayo, descontento por la gestión que se está realizando, y aseguró que el actual consejero delegado, Andy Harrison, está "sobrevalorado".