Vista oral del juicio

Kerviel cobraba 2.400 euros al mes en Société

El Palacio de Justicia de París estaba rodeado ayer por numerosas unidades móviles de televisión y cientos de periodistas de medio mundo con cámaras, micrófonos y libretas en ristre... Tal era la expectación que suscitaba la primera vista oral del juicio a Jérôme Kerviel, el bróker treintañero que generó unas pérdidas de 4.900 millones de euros a Société Générale (SG) en 2008. Este "consultor informático, soltero", como se presentó ayer él mismo ante el juez encargado del caso, Dominique Pauthe, afronta una pena de hasta cinco años de cárcel y una multa de 375.000 euros por falsear los datos sobre sus operaciones.

Con voz entrecortada, traje oscuro y corbata rosada, Kerviel respondió a las preguntas que se le formularon sobre su vida laboral. Su salario bruto en SG era, en 2006, 48.000 euros anuales. Es decir, 2.400 euros al mes. A esta cantidad sumó ese año un bonus de 60.000 euros. Su jornada de trabajo se prolongaba desde las siete de la mañana a las 10 de la noche, cuando cerraba Wall Street.

Daniel Bouton, ex consejero delegado de SG, ha declinado acudir al juicio. El juez decidirá más adelante si es necesario o no su testimonio.

SOCIETE GENERALE 22,34 -1,09%