Tarifas de acceso

Industria propone una subida del 10% en los peajes eléctricos

El Ministerio de Industria ha remitido a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) la propuesta de tarifas de acceso o peajes para el segundo semestre del año. El departamento de Miguel Sebastián propone, según los costes estimados, una subida del 10% en la tarifa de baja tensión y subidas mucho menores para el resto. Por el momento, el informe que se ha remitido, y que debatirá el consejo consultivo de la electricidad de la CNE, se refiere solamente a los peajes, pero no a la tarifa de último recurso (TUR) que pagarán a partir del 1 de julio los consumidores domésticos. Aunque en esta tarifa también se tendrán en cuenta los peajes, su precio se determinará en la subasta Cesur que se celebrará el próximo 23 de junio.

Estas subastas, a las que acuden las comercializadoras de ultimo recurso, determinarán el coste de dicha tarifa para el próximo semestre. Todo indica, a la vista de la subida de los precios del mercado mayorista, que la subasta será superior a la que se celebró en diciembre. Aunque fuentes del sector sospechan que esta subida de precios se está produciendo precisamente porque se va a celebrar la subasta. Además de la revisión de los peajes, que afectará sobre todo a la industria que compra la energía en el mercado libre, en el informe remitido por el Ministerio de Industria también se propone una revisión de las tarifas y primas de determinadas energías del régimen especial, concretamente la cogeneración y residuos.

Según aseguraban ayer algunos medios, citando fuentes de Unesa, la tarifa final para los consumidores domésticos podría rondar el 4% de subida a partir del 1 de julio. Los peajes retribuyen elementos regulados como las primas a las renovables o el déficit de tarifa que se genera porque los ingresos obtenidos por los recibos de la luz no cubren todos los gastos del sistema.

Destino

Los peajes eléctricos retribuyen elementos regulados como las primas a las energías renovables o el déficit de tarifa que se genera porque los ingresos que se obtienen vía recibo de la luz no son suficientes para atender todos los costes del sistema eléctrico nacional.