No descarta que haya una doble recesión en EE UU

Bernanke dice estar animado por la respuesta europea a la crisis

El presidente de la Reserva Federal está alerta de "la situación en el extranjero y el potencial efecto que esta tenga en la economía de EE UU". Por extranjero, Ben Bernanke se refiere a Europa, una de las cuestiones que está tratando ante la cámara de Representantes en una comparecencia en la que ha aplaudido las medidas tomadas por Europa para estabilizar la economía. El responsable de la Fed ha comprometido su cooperación en el marco internacional.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke
El presidente de la Fed, Ben Bernanke

La crisis europea no se pierde de vista en un EE UU débil. Prueba de ello es que un tercio del testimonio escrito que presenta hoy Bernanke sobre la situación económica, financiera y fiscal del país, se dedica a Europa. En este sentido, el presidente de la Reserva Federal afirma que los líderes europeos "han puesto en marcha una serie de medidas importantes" para estabilizar la situación, rebajar los déficits y se han orquestado medidas para asistir a Grecia y al euro. A su juicio, las acciones "tomadas representan un compromiso firma para resolver los problemas y restaurar la confianza en el mercado y la estabilidad.

En respuesta a la pregunta de uno de los miembros de la cámara, Bernanke ha reafirmado que está muy animado al ver las respuestas dadas en Europa a la crisis y al cooperación entre países que no tienen una estructura como la de EE UU. Eso si, el presidente de la Fed ha reconocido que los mercados siguen bajo la incertidumbre y que la debilidad de la zona euro perjudica a la economía estadounidense.

La autoridad monetaria recordó que está cooperando con el Banco Central Europeo y que la situación dista de ser tan grave como la que se vivió en 2008. "La constante cooperación internacional manda una importante señal a los mercados financieros globales de que vamos a tomar las acciones necesarias para asegurar la estabilidad y la recuperación continuada de la economía", ha asegurado antes de remachar que se mantendrán vigilantes.

Con respecto a la situación estadounidense, Bernanke ha vuelto a señalar que la economía cree a un ritmo moderado, y que hay datos que sugieren que lentamente el sector privado está cogiendo el testigo del crecimiento una vez que el crédito empieza a normalizarse en cierta medida. La total normalización del flujo crediticio es la prioridad del responsable monetario, según ha explicado. No obstante, una vez más ha recordado que la reducción del paro va a ser muy lenta (llevará a un tiempo significativo recuperar los ocho millones y medio de empleos perdidos en 2008 y 2009) y que hay riesgos para la economía como las continuas tensiones en el mercado de la vivienda y en los presupuestos de los estados.

Respondiendo a la pregunta de un legislador, Bernanke ha señalado que no puede descartar que haya una doble recesión.