Sesión de control en el Congreso

De la Vega: "El PP tiene calentón electoral, pero vamos a jugar la segunda mitad del partido"

Chaparrón de críticas al Gobierno y a su presidente desde la izquierda y la derecha y confirmación de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, de que es intención de Zapatero agotar la legislatura. Así ha transcurrido hoy la primera parte de la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso.

La primera pregunta al presidente del Gobierno ha corrido a cargo del portavoz de IU, Gaspar Llamazares, quien ha reprochado a Zapatero que se haya olvidado de dar "una salida social a la crisis" y de someterse al dictado de los mercados, que se han convertido, a su juicio "en un arma de destrucción masiva de empleo y de derechos sociales". Llamazares le ha dicho al presidente que "ha perdido la confianza de la izquierda" en el Parlamento.

Zapatero ha respondido al diputado de IU que en los últimos seis años el gasto social aumentó un 50% y que ahora sólo se trata de "reducirlo en un 0,5%" por exigencias de "una crisis de la deuda que nos obliga a reducir el déficit".

El chaparrón de críticas al presidente del Gobierno ha seguido con una interpelación del líder del PP, Mariano Rajoy, en la que le ha culpado de incumplir una veintena de resoluciones del Congreso, entre ellas las que le han instado en los últimos meses a suprimir los ministerios de Cultura, Vivienda e Igualdad, además de la vicepresidencia tercera. Zapatero le ha contestado a Rajoy que la ley de Gobierno reserva al presidente las competencias sobre la definición y estructura del Gabinete. En opinión de Rajoy, la reducción de ministros no supondría un ahorro significativo. Sí lo tendrá, ha dicho, la supresión de altos cargos en la Administración central y en sus organismos dependientes, proyecto en el que el presidente no ha descartado tomar nuevas medidas en el futuro. Rajoy ha aprovechado la ocasión para recordarle que el Congreso votó también ayer en contra de la congelación de las pensiones y a favor de respetar el Pacto de Toledo, una cuestión que Zapatero ha eludido comentar.

También ha habido castigo a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, a quien la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, ha acusado de haber perdido el respeto al Parlamento y de no cumplir los pactos, ni siquiera el de Toledo sobre las pensiones. Sáenz de Santamaría ha recordado las críticas al Gobierno vertidas en las últimas semanas por algunos dirigentes territoriales del PSOE, como José Antonio Griñán o el extremeño Fernández Vara, sumadas a las que han realizado Felipe González o Joaquín Leguina. La respuesta de De la Vega ha sido evasiva, pero contundente. "El PP tiene un calentón electoral, pero todavía queda la segunda mitad del partido y la vamos a jugar. Los ciudadanos nos han dado cuatro años, los vamos a agotar y no vamos a dejar a la gente en la estacada". En la intención del Gobierno, pues, está agotar la legislatura y remontar en las encuestas.