Ayer depositaron 361.692 millones

La banca sigue buscando el refugio del BCE para sus depósitos que alcanzan un nuevo récord

El Banco Central Europeo (BCE) informó hoy de que los bancos depositaron ayer la cantidad récord de 361.692 millones de euros a un tipo del 0,25% y a un día ya que no se prestan moneda entre ellos en el mercado de dinero.

La crisis de endeudamiento de los países de la zona del euro y la incertidumbre sobre el crecimiento ha llevado a los bancos a depositar su efectivo en el BCE pese a que la entidad monetaria les ofrece una rentabilidad mucho menor que la pueden conseguir en el mercado de dinero.

Los bancos habían depositado el pasado viernes 350.903 millones de euros en el BCE , también a un tipo del 0,25% y a un día. La facilidad marginal de depósito es el tipo al que el BCE remunera el dinero a un día, actualmente es el 0,25%, y generalmente es una tasa mucho más baja que la que los bancos pueden conseguir en el mercado de dinero, si bien es un depósito muy seguro.

El nerviosismo en los mercados financieros aumenta y ello se refleja en un incremento de los tipos de interés en el mercado interbancario. El euribor a tres meses subió hoy hasta el 0,713%, el nivel más alto este año.

La tasa rectora del BCE, que es el tipo mínimo en sus operaciones de refinanciación ordinarias, es actualmente del 1%.

El consejo de gobierno del BCE se reúne el jueves para discutir sobre los tipos de interés y la situación en los mercados financieros.

Las tensiones en el mercado de dinero reaparecieron después de que la Unión Europea (UE) y el BCE decidieran aprobar el paquete de ayuda para la zona del euro.

Además, la incertidumbre sobre la situación económica y fiscal de Hungría ha creado más nerviosismo en los mercados.

La situación es similar a la que se produjo con la quiebra de la entidad estadounidense Lehman Brothers en septiembre de 2008.

Ahora, como entones, se ha producido una crisis de confianza, los bancos no se prestaban dinero entre ellos tras la quiebra de Lehman Brothers porque no sabían quién poseía activos tóxicos. Ahora los activos tóxicos son la deuda soberana de países de la zona del euro.

Además, el uso de la facilidad de depósito refleja las cantidades ingentes de liquidez que los bancos han solicitado al BCE en los últimos meses y que ahora no tienen dónde colocar. La reticencia de los bancos a prestar dinero podría lastrar el crecimiento económico.