Oferta mixta de efectivo y acciones

Grifols asumirá una deuda de 4.500 millones de dólares tras comprar Talecris

Grifols asumirá una deuda financiera neta de 4.500 millones de dólares tras la compra de la empresa de hemoderivados estadounidense Talecris, según ha explicado hoy el director financiero del grupo español, Alfredo Arroyo.

Tras la operación, que se abonará parte en caja y parte en nuevas acciones sin derecho a voto, el accionista de referencia de Talecris, el fondo de capital riesgo estadounidense Cerberus, entrará en el capital de Grifols con un porcentaje aproximado del 14%, explicó hoy Víctor Grifols, presidente de la empresa de española de hemoderivados.

Para realizar la compra, Grifols emitirá 84 millones de acciones nuevas sin derecho a voto, que servirán para abonar la parte del precio de la operación que se lleva a cabo en títulos y que podrán cotizar en el Nasdaq, y será a través de estas acciones que Cerberus entrará en el capital.

Alfredo Arroyo ha destacado hoy en rueda de prensa que el endeudamiento "se reducirá de manera rápida" en dos años, de manera que pasará de ser cinco veces el EBITDA -beneficio bruto operativo de la empresa resultante- a tres veces el EBITDA en 2012.

GRIFOLS 23,89 0,38%

Tras la operación, tanto Grifols, que pasará de facturar 1.270 millones de dólares a 2.800 millones, como el núcleo accionarial del grupo, cambiarán de manera sustancial. Así, el actual núcleo duro de Grifols, que encabeza la familia Grifols y parte de la alta dirección, pasará de controlar el 40% a cerca del 29%, mientras que Cerberus, con un 14% y el resto de accionistas de Talecris -otro 14%- entrarán en el capital y quedará en "free flow" -porcentaje de acciones que cotizan libremente en el el mercado- cerca de un 43%, en lugar del 60% que había hasta ahora.

Operación no arriesgada

Víctor Grifols ha asegurado hoy que esta operación no es "arriesgada, es un negocio que entendemos perfectamente, ellos sólo son grandes en Estados Unidos, toda la internacionalización la aportamos nosotros, y en el tema de obtención de plasma nuestra eficiencia de procesos es muy superior".

Para resumir la efectividad de la compra, Víctor Grifols ha destacado que "con el mismo plasma obtendremos más proteínas".

La optimización industrial de la compra es la base de la operación, ya que Grifols espera 230 millones de sinergias -ahorros de unir las dos compañías- que califica de recurrentes a partir del cuarto año de la operación.

Víctor Grifols también ha asegurado que espera que no haya problemas de competencia en Estados Unidos y ha relativizado la caída de las acciones de Grifols, que cotiza en el Ibex-35, por culpa de la compra y que sumaban un descenso de más del 5% en la jornada de hoy porque "está en el manual que los mercados castigan al que compra".

Grifols ha asegurado que la compra no detiene la fuerte internacionalización del grupo, que hace un mes ha abierto una filial en Colombia, hace una semana ha creado una filial en Estocolmo y la semana que viene abrirá una oficina de representación en China.

La comprar del 100 por ciento de Talecris se pagará por parte de Grifols a razón de 19 dólares en efectivo y 0,64 acciones de la compañía española por cada acción de la estadounidense.

Esto supone un precio total de 26 dólares por cada acción de Talecris, equivalente a una prima del 50% sobre el precio medio cotizado en los últimos 30 días.

"Estos son 3.400 millones de dólares de precio total y se valora la compañía en 4.000 millones de dólares, ya que Talecris tiene otros 600 millones de dólares de deuda", ha explicado hoy el director financiero de Grifols.

Alfredo Arroyo ha mantenido que el precio pagado, diez veces el EBITDA de Talecris "está en línea con otras operaciones del sector de farmacia".

Para financiar la operación, que han asesorado por la parte española Nomura y BBVA, Grifols emitirá 1.100 millones de dólares en bonos y el resto serán 3.400 millones dólares en línea de crédito, que además servirá para refinanciar la deuda actual.

Al cierre de la jornada de hoy, las acciones de Grifols se han convertido en las más castigadas del Ibex 35, con un recorte del 8,5%.