SouthAfrica 2010

España, una de las selecciones favoritas... y la más valiosa

'La Roja' tiene un valor económico de 303 millones, más que Argentina

España, una de las selecciones favoritas... y la más valiosa
España, una de las selecciones favoritas... y la más valiosa

La selección española comenzará la próxima cita mundialista (del 11 de junio al 11 de julio) como una de las principales candidatas a la victoria final. Este resultado se decidirá sobre el terreno de juego, y en él influirán muchas variables impredecibles (la primera de ellas, la suerte) que, hasta la fecha, no se han aliado precisamente con el equipo nacional. En todo caso, lo que sí ha ganado la selección española antes de comenzar el campeonato es el título de conjunto más valioso desde el punto de vista económico, según los cálculos llevados a cabo por la consultora Frontier Economics Ltd.

De esta manera, la Roja tiene un valor de 303 millones de euros, algo más que los 293 millones del combinado argentino, y de los 263 millones de la escuadra inglesa. Concluyen la lista Brasil (223 millones), Portugal (201 millones), Francia (180 millones), Alemania (156 millones), Holanda (156 millones), Costa de Marfil (130 millones) e Italia (127 millones). Pero antes de esas conclusiones, los economistas se han sentado y han estudiado.

El informe tiene en cuenta el valor de mercado de los jugadores que integran las plantillas. El líder en esta clasificación es el argentino Lionel Messi, cuyo valor ascendería a los 140 millones, lo que le convierte en el jugador más caro del mundo por segundo año consecutivo. Le sigue Cristiano Ronaldo, con 95 millones. En España destacan, según la consultora, Andrés Iniesta con un valor de 44 millones y Fernando Torres con 43 millones.

Otros expertos elevan aún más el valor económico de la selección. Según Euroamericas Sport Marketing y Gerardo Molina & Asociados, los jugadores del combinado español alcanzan un valor estimado de 565 millones. Esta clasificación calcula los derechos económicos de los 25 jugadores que más minutos han disputado durante la fase de clasificación del Mundial. Este informe incluye un dato curioso. Portugal, Italia, Grecia y España, los Estados conocidos en los países anglosajones como los PIGS (acrónimo que significa cerdo en inglés) por las dificultades por las que atraviesan sus economías, están valoradas en 1.405 millones de euros, una cantidad de dinero que supera con bastante diferencia los 870 millones que valen sobre el césped los representantes de Estados Unidos, Japón, Alemania e Inglaterra, las cuatro potencias económicas más fuertes del mundo.

La victoria de la selección hace dos años en la Eurocopa, así como el destacado papel del equipo en la fase de clasificación del Mundial, han disparado su cotización, lo que les convierte en un blanco atractivo para los patrocinadores. Esta circunstancia ha permitido a la Real Federación Española de Fútbol captar hasta 26 millones en contratos de mecenazgo. Y todo, a pesar de la dolorosa crisis económica que atraviesa el país. Hace siete años, sus ingresos apenas alcanzaban los 6,6 millones.

La RFEF establece tres grados para los sponsors. El más alto es el de los socios patrocinadores principales, con una inversión de entre tres y cuatro millones de euros. A este grupo pertenecen Cruzcampo, Iberdrola, Chevrolet y Adidas.

Un nivel más abajo están los patrocinadores oficiales. Así, Cepsa, Expert y Banesto, que han de desembolsar un millón y medio cada uno. Por último, los colaboradores y proveedores como Pedro del Hierro, Babylissmen, Cazorla, Sunny, Marca, Tourline Express General âptica, Samsung y Pelayo, que han aportado entre 200.000 y 300.000 euros.

Todas estas empresas miran con suma atención el papel de la Roja en el torneo, dado que puede resultar muy ventajoso que su nombre quede relacionado con la campeona del mundo. Diversas fuentes apuntan que, en todo caso, el retorno de la inversión está garantizado, y que en algunos casos éste puede alcanzar el 300%.

La inversión es elevada, pero los beneficios pueden ser grandes. El Mundial es, junto a los Juegos Olímpicos, uno de los dos mayores espectáculos deportivos. El último torneo, disputado en Alemania en 2006, registró una audiencia acumulada de 26.290 millones de espectadores, si bien la cifra incluye repeticiones del partido y datos menos fiables provenientes de Asia y África. La final fue vista por 260 millones de personas. El Mundial, además, proporciona una visibilidad mucho mayor que en unos Juegos Olímpicos, dado que en estos no se admite la publicidad.

Las réplicas del balón Jabulani, por un salario de 2,4 euros al día

Comprar una réplica del Adidas Jabulani, el balón oficial del Mundial que se celebrará en Sudáfrica, cuesta unos 15 euros en la web de El Corte Inglés. Fabricarlo sale por mucho menos, según la organización International Labor Rights Forum.

Según un informe que recoge la agencia Bloomberg, los empleados que manufacturan estos balones en la ciudad de Sialkot (norte de Pakistán) cobran dos libras esterlinas por día, unos 2,4 euros al cambio actual. Esta región concentra el 70% de los balones cosidos a mano en todo el mundo gracias a sus 224 fábricas y 1.997 centros de cosido. Adidas se ha visto obligada a incrementar la fabricación de réplicas del Jabulani por cinco veces desde diciembre debido a la demanda ocasionada por el Mundial. La fabricación mensual máxima asciende a 25.000 unidades.

En estos centros, según datos de Adidas, la plantilla gana un mínimo de 231 rupias al día (algo más de cuatro euros), de modo que una semana laboral de seis días dejaría a cada uno de ellos 6.000 rupias al mes, unos 105 euros. Según las ONG que trabajan en el país asiático, son necesarias al menos 12.000 rupias para que una familia pueda cubrir sus necesidades básicas.

El responsable de asuntos medioambientales de Adidas en la zona, William Anderson, aseguró a Bloomberg que el empleado que trabaja para Adidas en esta zona "está orgulloso de hacerlo" y "no considera que viva en la pobreza".

"Estas personas tienen una vida dura porque viven en el Pakistán rural", explica el directivo. "Pero no creen que estén viviendo en la pobreza. Cobran mucho más que los que tienen trabajos agrícolas", explica. "Es una economía informal, una industria artesanal, pero hacemos todo lo que podemos por apoyar a estos trabajadores".

No obstante, el balón oficial, cuyas costuras no se cosen sino que se unen con calor, se fabrica en la ciudad china de Shenzen, en el sur del país. Allí, los trabajadores tienen garantizado el sueldo mínimo, que asciende a 124,4 euros, aunque muchos ganan por encima de esa cifra.

La cifra

26 millones de euros en contratos de patrocinio ha logrado captar la federación española por el empuje de la Roja.