Los tres aspirantes frenan una llamada a la huelga

AENA y los controladores intentan un pacto para asegurar la paz este verano

Todavía es posible esquivar la guerra aérea en verano. AENA ha puesto en la mesa del convenio dos propuestas, sobre turnos exprés y complementos, calificadas de "positivas" por los controladores. Los candidatos a presidir USCA hacen un llamamiento para evitar una huelga.

AENA y los controladores intentan un pacto para asegurar la paz este verano
AENA y los controladores intentan un pacto para asegurar la paz este verano

AENA y los 2.400 controladores de su plantilla quieren abrir un periodo de tregua en el largo contencioso que los enfrenta. Las partes expresan su deseo de aprovechar la oportunidad para evitar que sus diferencias puedan complicar el tráfico en el inicio de las vacaciones de verano.

La posible mejoría en las relaciones se ha producido a raíz de que la empresa pública, que preside Juan Lema, pusiera encima de la mesa del convenio de los controladores la semana pasada sendas propuestas que el USCA, el sindicato de controladores, valora como "un punto posible de inflexión", en relación con los dos asuntos que bloquean desde hace meses el progreso en la negociación.

La primera propuesta se refería a la cuantía del complemento salarial que los controladores deben recibir tras la regularización de las horas extraordinarias. AENA acepta las condiciones propuestas por USCA en este tema, pero pone como condición que se excluyan de tal beneficio las situaciones de "absentismo laboral", según explicaron fuentes de AENA.

La segunda propuesta se hizo en relación a los llamados turnos de trabajo "exprés u obligatorios", que permiten a la compañía designar un puesto de control para cualquier controlador fuera del programa mensual. AENA plantea ahora que estos turnos sólo se puedan asignar, a cada trabajador, tres de los doce meses del año.

Ambas propuestas fueron recibidas por los controladores con evidente satisfacción. No las han aceptado, pero las califican de "positivas" y consideran que suponen un "punto de inflexión en la postura intransigente" que sobre ambos temas viene manteniendo la compañía desde hace meses.

Manifiesto

La tregua temporal en este contencioso aéreo podría consolidarse si a lo largo del día de hoy, durante la asamblea general convocada, el colectivo de controladores atiende las peticiones que los tres candidatos a presidir el sindicato USCA han plasmado en un manifiesto conjunto.

Las reuniones de trabajadores de hoy han sido convocadas por la dirección saliente del sindicato. Tienen como objetivo que los controladores voten una propuesta por la que se nieguen, desde hoy mismo, a hacer servicios exprés. Si tal negativa provoca algún expediente por parte de AENA, se facultará al sindicato para convocar una huelga.

El manifiesto conjunto de los tres candidatos estima que la estrategia marcada por la directiva saliente del sindicato es "arriesgada". "No debemos olvidar -señala el manifiesto- que nos encontraremos a diez días de la celebración de las elecciones. Cualquier represalia por parte de AENA contra algún controlador que secunde las medidas, dejaría a la nueva junta directiva y a la comisión negociadora en una posición muy difícil".

Tres candidaturas equilibradas

Las elecciones que se celebrarán el 17 de junio para renovar la dirección del sindicato de controladores, son cruciales para el futuro del colectivo, según explican los miembros de las distintas listas. Es la primera vez en las dos décadas de existencia del USCA que concurre más de una candidatura en unos comicios sindicales. Los líderes de las tres listas son Camilo Cela, César Cabo y Enrique de Juan. En todas hay controladores del centro de Torrejón de Ardoz, el más grande de la red; hay profesionales de las torres periféricas y mezclan a jóvenes con veteranos.

Las fuentes antes citadas señalan que se trata de candidaturas "equilibradas" que conjuran el temor a ofertas electorales creadas en base a "grupos cerrados e incompatibles". El hecho de que las tres candidaturas se hayan puesto "rápidamente de acuerdo" para redactar el manifiesto para neutralizar las iniciativas de la anterior dirección, que pueden hipotecar su actuación, "demuestra que pueden unir al colectivo en el inmediato futuro".