La divisa, de nuevo en mínimos

Strauss-Kahn afirma que el blindaje del euro estabilizará los mercados

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, se mostró hoy confiado en que la aprobación definitiva del mecanismo de blindaje del euro devolverá la normalidad a los mercados, que hoy han arrastrado al euro, haciéndole tocar mínimos de los últimos cuatro años.

El francés calificó de "paso adelante" el acuerdo que ultiman los ministros de Finanzas del euro reunidos esta tarde en Luxemburgo sobre el SPV (Special Purpose Vehicle, en inglés), la herramienta europea capaz de movilizar 750.000 millones de euros para acudir en auxilio de los países en peligro de insolvencia, y con la que los ministros pretenden devolver la estabilidad financiera a la región.

"Después de un tiempo, las cosas volverán a la normalidad", aseguró Strauss-Kahn, quien consideró que este mecanismo "es muy importante para la estabilización del sistema", aunque recalcó que es "normal" que haga falta "un poco de tiempo" para ponerlo en marcha, e instó a los mercados a entender esta necesidad.

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, se declararon más preocupados por la rápida depreciación del euro que por los bajos niveles de cotización alcanzados.

"No estoy preocupado por el actual nivel del euro. Estoy preocupado por lo abrupto del cambio", dijo Juncker, a su llegada a la reunión de ministros de Finanzas del euro, Eurogrupo.

"Coincido con Jean-Claude Juncker en que es la evolución y no el nivel lo que preocupa", añadió Rehn.

Por su parte, el ministro de Finanzas belga, Didier Reynders, consideró que la cotización alcanzada por el euro está en línea con la situación de la economía europea.

"El único problema es la muy rápida fluctuación, pero esa evolución está en línea con la economía. Necesitamos un euro fuerte pero en línea con una economía fuerte", dijo Reynders, quien también confió en poder aprobar hoy el "SPV", que permitirá "responder a todas las dificultades que se puedan repetir en otros países más allá de Grecia".

El director del Fondo Monetario Internacional acudió hoy a Luxemburgo, en el marco de las reuniones periódicas que el Fondo Monetario Internacional mantiene con el Eurogrupo para intercambiar puntos de vista.

En la reunión de hoy, el organismo internacional presentó su último informe sobre la región, en el que dice que el proyecto de unión monetaria europea se ha visto amenazado por políticas fiscales "insostenibles" de algunos países, pero anima a la UE a abordar las reformas necesarias para "reforzar" y "completar" ese proyecto.

En el informe, el FMI considera que se necesitan tomar medidas "de manera inmediata", y cita entre ellas la reducción del déficit fiscal y la reforma del mercado laboral de algunos países, que no cita.

Ante las preguntas de los periodistas, Strauss-Kahn afirmó en Luxemburgo que hay que tener en cuenta la necesidad de volver a la "senda de la sostenibilidad" mientras se mantiene el máximo nivel posible de crecimiento, lo que a su juicio supone que se tomen "acciones" adaptadas a cada país.