Creen que sería una medida "muy injusta"

Los inspectores de Hacienda se muestran "absolutamente" en contra de la aministía fiscal

La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) se mostró hoy "absolutamente" en contra de una posible amnistía fiscal para financiar deuda pública española a un precio más bajo que el de mercado, dado que tal medida sería "muy injusta" y contraria a la Constitución, según informó la organización en un comunicado.

Los inspectores de Hacienda denunciaron que una eventual amnistía fiscal podría tener efectos "muy perjudiciales" sobre la recaudación tributaria, ya que asienta en la ciudadanía la idea de que la conducta de los defraudadores antes o después va a quedar impune.

Además, los inspectores consideram¡n que esta medida incentiva que los contribuyentes no declaren voluntariamente todos sus ingresos y, por tanto, que defrauden a la Hacienda Pública. "La medida supone un varapalo a la lucha contra el fraude fiscal", advierte la organización.

La organización recuerda que la Ley General Tributaria ya ha previsto en su artículo 27 un sistema de recargos (de menor importe que las sanciones que se impondrían por los órganos de control en su caso) que se aplicarían a todos los contribuyentes que quisieran regularizar su situación tributaria.

Por otro lado los inspectores de Hacienda advirtieron de que los países que ponen en práctica este tipo de medidas pierden durante décadas seriedad y credibilidad fiscal y reducen la recaudación en periodo voluntario.

Frente a cualquier intento de amnistía fiscal, la organización de IHE apostó por potenciar la lucha contra el fraude fiscal como medida "más justa" y "equitativa" de obtener ingresos para financiar el déficit.

Para ello, la IHE recomendó adoptar medidas normativas, organizativas y de medios humanos y materiales, tal y cómo vienen proponiendo desde hace tiempo a las autoridades tributarias, a los grupos Parlamentarios, y hace tres semanas, al propio presidente del Gobierno.

Los inspectores criticaron que en realidad "se ha hecho todo lo contrario", al reducir el presupuesto de la AEAT, tanto en los Presupuestos Generales del Estado 2010 como en los posteriores recortes adicionales de los distintos Planes de austeridad aprobados este año.

Dentro de estos últimos, la IHE recordó la "inadecuada" supresión del departamento de Organización, Planificación y Relaciones Institucionales de la AEAT, la "drástica" reducción de la oferta de empleo público al 10% de la tasa de reposición y, como "colofón", la "dramática" reducción de los sueldos de los empleados públicos.

Por último, los inspectores alertaron de que una amnistía fiscal podría ser "inconstitucional", porque la lucha contra el fraude fiscal es un fin y un mandato impuesto a todos los poderes públicos, singularmente al legislador y a los órganos de la Administración tributaria, y no una opción que quede a su libre disposición.