Por la caída de la oferta de empleo

El Gobierno plantea subir a 65 años la jubilación de los policías

El Gobierno se plantea la posibilidad de subir la edad de jubilación en el Cuerpo Nacional de Policía hasta los 65 años con carácter voluntario, para compensar la caída en la oferta de empleo público, aunque esa medida será objeto de "negociación con los sindicatos" policiales.

Así lo ha explicado hoy a los periodistas en Ávila el director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, tras impartir la conferencia inaugural del seminario sobre "Dirección y gestión de la seguridad pública", al que asisten 54 caballeros alférez de la Guardia Civil y 75 Inspectores-Alumnos del Cuerpo Nacional de Policía.

En este marco y a preguntas de uno de los asistentes a este foro, Velázquez ha descartado que la efectividad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se vaya a ver resentida en un futuro próximo por las medidas del Gobierno.

Y ello, porque según ha explicado, desde el año 2004 el número de efectivos de ambos cuerpos ha aumentado en 31.000 personas, aunque ha reconocido que el proceso de incorporación de policías y guardias civiles "va a sufrir un cierto decrecimiento".

No obstante, ha dicho que "afortunadamente" el actual sistema de incorporación al Cuerpo Nacional de Policía "continuará hasta septiembre de 2011", mientras que en el caso de la Guardia Civil seguirá hasta "septiembre de este año".

"Eso significa que el número de incorporaciones a cuarteles y comisarías seguirá aumentando este ejercicio y después habrá cierto decrecimiento", según ha explicado Francisco Javier Velázquez, quien ha añadido que el Gobierno "va a intentar que no haya ningún tipo de merma en la seguridad ciudadana" a partir de varias medidas.

La primera se centrará en "la atención de sectores prioritarios para la seguridad ciudadana" y la segunda mediante la adopción de "medidas de carácter legislativo que permitan la permanencia de policías y guardias civiles durante un mayor número de años como funcionarios en activo".

Al respecto, se ha referido tanto al último decreto ley del Ejecutivo que así lo permite "hasta los 60 años", como a otras medidas relacionadas con la Policía Nacional como el "aumento de la edad de jubilación con carácter voluntario" hasta los 65 años.

En este sentido, ha comentado que la experiencia de los últimos años demuestra que la permanencia en el servicio activo por parte de los policías es solicitada por "más del 90 por ciento de los efectivos", lo que pone de relieve que "ellos mismos prefieren seguir en la Policía, antes que retirarse".

La posible aplicación de esta medida "será objeto de negociación con los sindicatos de la Policía", según el director general de la Policía y La Guardia Civil, quien ha apuntado que en los años siguientes un aumento de la oferta de empleo en ambos cuerpos estará en función de "las decisiones del Gobierno respecto a los Presupuestos del Estado".

"Intentaremos que las ofertas de empleo sean las mayores posibles, aunque tenemos que acatar las decisiones de política económica que corresponden a todos los ministerios", ha dicho.