Diario de a bordo

La situación aconseja la prudencia en Bolsa

La crisis de deuda dificulta la recuperación

La situación aconseja la prudencia en Bolsa
La situación aconseja la prudencia en Bolsa

Hace algunos años Periodista Digital publicaba una curiosa noticia, donde se hablaba del flojo nivel de los estudiantes de EEUU, algo que desgraciadamente también pasa en muchos otros países: "La encuesta realizada por la agencia Roper sobre una muestra de 510 entrevistas no deja en muy buen lugar a los jóvenes norteamericanos, que ni siquiera conocen su propia geografía. Preguntados por la ubicación de dos de los estados de La Unión, más de la mitad no supo señalar en el mapa a Nueva York ni a Luisiana, a pesar de que el estado sureño ocupó muchos minutos en los informativos durante 2005 por las devastadoras consecuencias que el paso del huracán Katrina dejó en Nueva Orleans y sus alrededores. Eso sí, conciben su país como un lugar en el que vive mucha, mucha gente. Un tercio apuntó por lo alto, y afirmó que la población de su país se sitúa entre los 1.000 y los 2.000 millones de habitantes."

Desde luego que es una exageración pues no llegan a los 300 millones.

Pues si les costaba tanto situar a Nueva York, deben estar echando mano del mapa de nuevo, en busca de otro país desconocido para ellos que se pone de moda: Hungría. Nuevo país que se incorpora a este triste club de la crisis de la deuda soberana que aún está en la fase II y que castigó a las cotizaciones en la sesión del viernes, además de un decepcionante dato de empleo en EEUU donde los únicos creados fueron los contratados para hacer el censo. La fase I fue la caída de los bancos y financieras salvadas por dinero público. La fase II se produce cuando los problemas trascienden los EE UU y entra en problemas la deuda periférica de Europa. Y la fase III y última, llegará cuando la crisis de la deuda vuelva a su origen: los EE UU precisamente, que en algunos momentos se puede llegar a sentir erróneamente inmune.

Tanto la situación técnica como la económica resultan poco favorables

Muy compleja situación macro que no invita a excesos de optimismo, y aconseja seguir siendo muy prudente con la Bolsa o directamente olvidarla, al menos mientras no veamos a las instituciones compradoras y los gráficos claros. Y esta semana seguimos sin estar en ese caso.

Desde el punto de vista técnico, podemos ver en el gráfico de arriba del futuro del mini S&P 500, que es el más influyente en el mundo, como la resistencia de la que hablábamos en artículos anteriores, ha vuelto a funcionar. Dicha resistencia es un doble muro. Por un lado está la media de 200 sesiones, y por otro, y en el mismo lugar, el retroceso de Fibonacci del 38,2 % de toda la tendencia bajista previa. Dos niveles muy psicológicos que combinados están frenando todos los intentos de rebote. Además se comenta que algo más arriba de la resistencia, en el retroceso de Fibonacci del 50% alrededor de 1.127 hay vendedores agresivos posiblemente apostados.

Por lo tanto desde el punto de vista técnico la situación sigue poco favorable, salvo que se pasaran todas esas resistencias.