Pide regulación

El ministro argentino Boudou responsabiliza de la crisis a las agencias calificadora

El ministro argentino de Economía, Amado Boudou, instó hoy al G20 a reformar la regulación sobre las agencias calificadoras de riesgo, a las que responsabilizó en buena parte de la crisis financiera.

En una rueda de prensa al término de una reunión ministerial en la ciudad surcoreana de Busan, Boudou expresó su esperanza de que se alcance un acuerdo sobre las agencias calificadoras en la próxima Cumbre de Toronto, los días 26 y 27 de junio.

Para el ministro argentino, las calificadoras "lamentablemente han sido una mala guía, una pésima guía, para la asignación de recursos en el sistema financiero".

"Han generado malas decisiones que se han potenciado muchas veces por efecto manada en el sistema financiero. Podemos considerarlas una de las principales causas de crisis como la de Lehmans", añadió.

En este sentido, confió en que en Toronto haya "resultados concretos desde el punto de vista de regulación del sistema financiero" y sobre todo "en el tema de las calificadoras".

El ministro argentino destacó por otra parte que en la reunión del G20 se ha evidenciado que "el crecimiento en Latinoamérica y Asia está siendo mayor al pronosticado" y que "han tenido un impacto importante las medidas de estímulo fiscal para la salida de la crisis".

También explicó que el tema de la situación en la eurozona ha acaparado buena parte de las conversaciones, aunque se mostró crítico con las recetas que se están llevando a cabo en países como Grecia ya que, a su juicio, "van a ser causa de problemas más graves".

Según Boudou, los grandes ajustes fiscales "que parece que pueden liberar recursos" se pueden convertir "en un sistema que erosiona la capacidad de todos los países".

"La reunión deja un poco el sabor a que no está muy claro cuáles son las mejores medidas para la crisis europea", señaló.

En el comunicado final del encuentro, preparatorio de la cumbre de Toronto, los ministros instaron a los países con "desafíos fiscales" a acelerar su consolidación, y al mismo tiempo pidieron reformas estructurales para potenciar el crecimiento.

Por otra parte, preguntado por la situación del canje de bonos argentinos, el ministro aseguró que "avanza al ritmo esperado", con el objetivo de "llegar al 60% de aceptación del canje".