Desastre ecológico

Obama acudirá a los tribunales, si se violaron las leyes en el vertido del golfo de México

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que si se demuestra que se violaron las leyes en el derrame de crudo en el golfo de México, su Gobierno llevará a los culpables a los tribunales.

Comparecencia de hoy en la Rosaleda de la Casa Blanca
Comparecencia de hoy en la Rosaleda de la Casa Blanca

En una comparecencia en la Rosaleda de la Casa Blanca para abordar los trabajos de una comisión independiente que investigará el episodio, Obama declaró que los integrantes de ese panel contarán con todo su apoyo para esclarecer los hechos "nos lleve eso a donde nos lleve".

La comisión, que se reunió hoy por primera vez en la Casa Blanca, tendrá como misión investigar las causas del derrame, para garantizar que un episodio similar no vuelva a repetirse.

En sus declaraciones, tras las cuales no aceptó preguntas, Obama aseguró que si las leyes actuales no bastan para hacer frente al desastre, se cambiarán, y si el Gobierno tiene que endurecer su supervisión, también lo hará.

El derrame es "ya el peor desastre medioambiental de su tipo en nuestra historia", recordó el presidente estadounidense.

Hasta que se consiga taponar el pozo y limpiar la marea negra, el Gobierno de Estados Unidos "redoblará sus esfuerzos", prometió, al indicar que ha dado órdenes para que se triplique la dotación de personal encargado de hacer frente al problema.

Las declaraciones de Obama se produjeron cuando la empresa responsable del derrame, British Petroleum (BP), comenzó hoy una nueva operación para intentar contener el escape.

La asesora de la Casa Blanca para Energía y Medio Ambiente, Carol Browner, indicó que espera que el nuevo intento, que prevé la colocación de una cúpula sobre los restos del pozo averiado, pueda capturar "todo o una cantidad significativa del petróleo", que será trasladado a un barco en la superficie mediante una tubería.

El derrame se ha convertido en el peor de la historia, una vez que los científicos han corregido sus cálculos, que inicialmente contaban que la fuga equivalía a 5.000 barriles de petróleo al día, y ahora consideran que el crudo que mana del pozo alcanza entre los 12.000 y los 19.000 barriles diarios.

El incidente comenzó el pasado 20 de abril, al estallar la plataforma petrolera "Deepwater Horizon", que se hundió en el mar dos días después.