Para modernizar el mercado de trabajo

Blanco: El recorte a los funcionarios se produce tras ganar poder adquisitivo

El ministro de Fomento, José Blanco, aseguró hoy que el recorte salarial del 5% a los funcionarios públicos se produce después de que éstos hayan ganado poder adquisitivo en los últimos años.

En su intervención en un desayuno informativo, Blanco dijo que la reducción salarial, que "a nadie le gusta", es equiparable a la congelación que se produjo en el año 1996 con la entrada de España en el euro y siendo José María Aznar presidente del Gobierno.

El ajuste de entonces, con una inflación por encima del 4,3% y unas hipotecas por encima del 9,6%, es el mismo o parecido al de este momento, cuando hay una situación de inflación menor y donde hay unas hipotecas bastante menores, explicó.

En su opinión, el recorte salarial hará que el poder adquisitivo que los funcionarios ganaron en los últimos años, "indudablemente se va a equilibrar" con la realidad. Recordó que en 1996, con Aznar, se planteó la necesidad de un ajuste precisamente para entrar en el euro y ahora, "paradojas de la vida", se está hablando de un ajuste para salvar y consolidar la moneda única europea.

La consolidación del euro es lo que garantiza las pensiones del futuro porque "que yo sepa no se pagan en dólares sino en euros", matizó. Blanco afirmó que la UE ha impuesto a todos los países una reducción drástica del déficit público y los países como España que tenían más déficit "tienen que hacer una reducción todavía más drástica".

Sacar adelante la reforma laboral "cueste lo que cueste"

Asimismo, afirmó que el Gobierno está determinado a sacar adelante la reforma laboral "cueste lo que cueste", con el objeto de modernizar el mercado de trabajo, contribuyendo a la creación de empleo, si bien aseguró que al Ejecutivo "le gusta" y seguirá trabajando para que se alcance "en base al acuerdo" .

No obstante, mostró su pesimismo. "Me hubiera gustado que Gerardo (Díaz Ferrán), Méndez y Toxo lo hubieran resuelto, pero intuimos que no va a ser así", incidió. Negó que se haya producido un aplazamiento del límite dado por el Gobierno a los agentes sociales hasta finales de junio, y explicó que las palabras de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, en las que apuntó que las medidas se lanzarán antes de que termine junio aludían a su aprobación por el Congreso de los Diputados, y el Gobierno mantiene la previsión de anunciarlas el próximo día 11.

Blanco incidió en la necesidad de llevar reformas como la reestructuración del sistema financiero o la reforma laboral, junto a la reducción del déficit. "Puede que alguno de estos cambios no gusten a muchos, pero son lo que hay que hacer en beneficio de todos", aseveró. "No hay ninguna contradicción entre Salgado y yo", remachó.

En este sentido, aseguró que "por doloroso que sea" es "ineludible" que se reduzcan los déficit y las actitudes "que han conducido a ellos", ya que España ha vivido por encima de sus posibilidades, por lo que esperan "años difíciles".

Avanzó que el PSOE hará la reforma laboral "que le gusta al Gobierno y necesita a España", centrada en hacer "más accesible y menos gravosa" la contratación indefinida y más rígida la temporal, aunque incidió en que la mejor sería la que salga del acuerdo.

Mejorar el reparto del trabajo

"Me hubiera gustado que Gerardo (Díaz Ferrán, presidente de la CEOE), Ignacio (Fernández Toxo, secretario general de CC OO) y Cándido (Méndez, secretario general de UGT) se hubieran puesto de acuerdo", apuntó.

Blanco eludió dar más detalles de los planes del Gobierno porque no es el ministro de Trabajo, pero sí apuntó que en el año de "mayor intensidad de la crisis", los costes salariales subieron, lo que parece una contradicción que revela que "no hubo un reparto del empelo como lo tenía que haber" para evitar al sangría de la crisis, "Algo así no ha sucedido en nuestro entorno", incidió.