_
_
_
_
Consejo de Ministros

Los Presupuestos de 2011 serán los más austeros de la democracia

El techo de gasto del Estado se reducirá un 7,7% el próximo año para rebajar el déficit fiscal, lo que implicará recortes ministeriales que llegarán al 15% en algunos casos. El Ejecutivo revisa a la baja el PIB previsto y eleva la estimación de desempleo.

EFE
EFE

El Consejo de Ministros del viernes estudió al mayor ajuste presupuestario en la historia de la democracia para hacer frente a la necesidad impuesta desde Bruselas de acelerar el próximo año el recorte del déficit público hasta el 6% del PIB. El techo de gasto no financiero del Estado para 2011 queda fijado en 150.056 millones de euros. Excluidas las transferencias a las comunidades autónomas, para hacerlo homogéneo con el del año vigente, el techo de gasto estatal para 2011 queda en sólo 122.256 millones, un 7,7% menor (10.186 millones menos) que el gasto máximo aprobado para este año. Gran parte de esta reducción corresponde al plan de ajuste convalidado esta semana en el Congreso.

La vicepresidenta del Gobierno Elena Salgado, advirtió tras el Consejo de Ministros que el recorte en el gasto va a ser aún mayor para los departamentos ministeriales, dado que a esos 122.000 millones hay que descontar partidas muy importantes como el servicio de la deuda y la aportación española a la UE. "En algunos casos, será superior al 10%, entre el 14% y el 15%", dijo. Si draconianos son los recortes para los ministerios, peor aún puede ser para las autonomías. Salgado advirtió que en 2011 las comunidades deberán añadir a los recortes que ellas hagan por su cuenta en sus presupuestos la devolución que deberán realizar al Gobierno central por los ingresos obtenidos de más en 2008, en concepto de transferencias estatales. "En aquel año se hicieron unas estimaciones de ingresos por impuestos que han quedado por encima de la realidad por lo que deberán devolver lo recibido de más", avisó.

Nuevo cuadro 'macro'

Los recortes en el límite de gasto del Estado para 2011 unido a los ajustes ya aprobados para este año provocarán un efecto contractivo en la economía. De esta forma, el Ejecutivo revisó ayer también el cuadro macroeconómico (objetivos de estabilidad financiera) para los próximos ejercicios. Se reducen las previsiones de crecimiento económico y se elevan las de paro. Así, se recorta del 1,8% al 1,3% el aumento del PIB para el próximo año, debido a la atonía de la demanda (consumo e inversión), y del 2,9% al 2,5% para 2012. En 2013 aún se crecerá por debajo del 3% (2,7%), cuatro décimas menos de lo estimado hace sólo cuatro meses.

Por lo que respecta al desempleo, Economía eleva del 19% al 19,4% la tasa de paro media para este año. En 2012 España contaría aún con desempleo del 17,5% de la población activa. Este menor crecimiento y mayor paro tendrá como contrapartida un menor déficit fiscal, según Salgado, que es lo que exige ahora los mercados y la UE. La nueva senda de déficit público para el conjunto de las administraciones llevaría a la economía española a reducir este desfase al 6% del PIB en 2011 y a sólo el 3% en 2013, que es lo pactado con Bruselas. Eso sí, las comunidades continuarían elevando su déficit territorial hasta 2011.

Respecto a los apoyos parlamentarios que necesita el Gobierno para sacar adelante el techo de gasto del Estado, Salgado indicó que los presupuestos como tales se presentan en la segunda quincena de septiembre, por lo que "hay tiempo" para buscar acuerdos.

"Seguiremos gobernando y tomando decisiones"

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, agradeció en dos ocasiones, tras el Consejo de Ministros, la "responsabilidad" de los grupos políticos que permitieron sacar adelante la crucial votación del jueves sobre el recorte de gasto. Se refería a Coalición Canaria, UPN y CiU, que se abstuvieron frente al voto en contra del resto de grupos. Los mercados esperaban con mucha atención el resultado de la votación, y en lugar de desatar una nueva crisis de deuda reaccionaron con una fuerte subida bursátil. De la Vega comparó el comportamiento de esos grupos con la actitud "irresponsable" de un PP que, a su juicio, "desde el principio de la crisis se ha movido en clave electoral". En el debate, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, instó a Zapatero a culminar la reforma laboral y financiera y convocar elecciones "cuando constate su soledad en la votación de los Presupuestos". De la Vega salió el viernes al paso de la petición de adelanto electoral, compartida por el grueso de la oposición, diciendo que los españoles eligieron al PSOE para gobernar cuatro años. "Seguiremos gobernando y tomando decisiones para sacar al país de la crisis", zanjó.De la Vega descartó igualmente que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, piense someterse a una moción de confianza. "El presidente está tomando decisiones duras y difíciles para proteger a nuestra economía de los especuladores y de los que no quieren Estado del Bienestar", afirmó. Esas palabras contrastan en parte con las de Salgado, en el pleno del jueves, cuando concedió que, "a medio plazo, los mercados orientan sus movimientos en función de la situación económica de los países".

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_