Medidas contra la especulación

La CNMV obliga a comunicar todas las posiciones cortas

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) obligará a los inversores a comunicar las posiciones cortas que tomen sobre acciones de cualquier empresa cotizada y no sólo las del sector financiero, como hasta ahora.

Estas posiciones se toman cuando el operador o inversor cree que el precio del activo está sobrevalorado y va a bajar, en cuyo caso procede a su venta con la intención de recomprarlo por un precio inferior y lograr así ganancias.

Grandes empresas han acusado a los inversores bajistas de estar detrás de parte de las caídas sufridas en los últimos meses y de incrementar la volatilidad de los mercados bursátiles.

En virtud de las nuevas medidas, que entrarán en vigor el próximo 10 de junio, los inversores deberán informar al supervisor de las operaciones siempre que superen el 0,2% del capital, frente al 0,25% actual.

"Una vez comunicada la posición, deberá actualizarse mediante una nueva comunicación cada vez que se traspase (al alza o a la baja) una décima de punto porcentual el capital emitido", señala el organismo en una nota.

No obstante, la CNMV sólo publicará de forma inmediata y en un espacio especialmente habilitado las notificaciones recibidas que excedan el 0,5% del capital admitido a negociación del valor.

Para información del mercado, procederá a publicar quincenalmente la agregación de las posiciones cortas que se sitúen entre el 0,2% y el 0,5% del capital.