A partir de 1.000 euros

Caja Madrid invierte en cuatro valores del Euro Stoxx 50 en su nuevo depósito

Caja Madrid Banca Personal ha lanzado el Depósito Autocancelable 5+5, una imposición estructurada a cuatro años cuya rentabilidad potencial podría llegar hasta el 10% TAE y que está vinculada a la evolución de una cesta de acciones del Euro Stoxx 50. A su vencimiento, el depósito garantiza a sus titulares la recuperación del 100% de la inversión inicial.

La cesta de valores a la que está referenciado el depósito está compuesta por cuatro de los principales valores de la Bolsa europea: Repsol, Banco Santander, Nokia y Deutsche Telecom, todos ellos pertenecientes al índice EuroStoxx 50 .

Para calcular la rentabilidad, en cada aniversario del depósito se comparará el valor final de cada uno de estos títulos con su valor inicial. Cada año en el que todos los valores estén igual o por encima del 85% de su valor inicial, se abona un cupón del 5%. Además, si todos los valores están igual o por encima del 100% de su valor inicial, se abona un 5% adicional y se cancela el depósito.

Por lo tanto, aunque el plazo es de cuatro años, existen opciones que el depósito se pueda cancelar anticipadamente al final de primer, segundo o tercer año en caso de que todos los valores de la cesta coticen igual o por encima de su valor inicial.

En función del momento en que se cancele o amortice el depósito, la TAE máxima que puede obtener el cliente será del 10% al término del primer año; del 7,40%, a la conclusión del segundo; del 6,56%, al término del tercero; y del 6,14% a la finalización del cuarto año. El producto se puede contratar desde 1.000 euros y no aplica gastos ni comisiones.

La estructura del depósito permite a los titulares obtener cupones anuales incluso en un escenario negativo de los mercados, ya que se percibiría cupones incluso con caídas de los valores de referencia de hasta el 15% sobre el valor inicial.

El Depósito Autocancelable 5+5 supone una oportunidad para aquellos clientes conservadores que deseen optar a una rentabilidad superior a la de un depósito tradicional, condicionado al comportamiento de cuatro valores, con la garantía del 100% de su inversión, asegura la entidad.