Admitida a trámite

Una nueva demanda por el fraude de Madoff reclama 250.000 euros al Santander

El juzgado número 6 de Santa Cruz de Tenerife ha admitido a trámite la denuncia de la ciudadana alemana residente en Tenerife H.U. Brendel, quien reclama al Banco Santander que le devuelva los 250.000 euros que invirtió en un fondo de inversión de alto riesgo -hedge fund- ejecutado por Bernard Madoff, detenido por estafa.

Así lo dijo hoy a Efe el abogado de la afectada, Rafael Reyes, quien explicó que su defendida pide la nulidad del contrato que, a su juicio el Banco Santander realizó con mala praxis bancaria, pues, entre otras cuestiones calificó a H.I. Brendel, de 73 años, como inversora cualificada.

Rafael Reyes indicó que su clienta es ama de casa y que el dinero y las propiedades que tiene proceden de una herencia y agregó que carece de experiencia inversora.

Explicó que los 250.000 euros procedían de la venta de un local en Puerto de la Cruz, en Tenerife, municipio en el que la mujer pasa largas temporadas desde hace muchos años.

SANTANDER 4,65 0,81%

Brendel es clienta del Banco Santander desde 1995 y su abogado cree que en la oficina de Puerto de la Cruz en la que le ofrecieron el producto se aprovecharon de su confianza y la pusieron como clienta de banca privada, en la que se ofrecen productos de "altísima" complejidad.

El abogado cree que es evidente que por su edad Brendel no tiene mucho interés en productos de riesgo y en una inversión a largo plazo como la que firmó.

La mujer reclama que le sea devuelto el dinero como si el contrato no se hubiese firmado, además de los intereses legales desde 2005, dijo su abogado, quien comentó que el banco ofreció a Brendel lo mismo que a otros clientes afectados por los problemas de Madoff, que es cambiar la deuda por acciones preferentes del Santander a diez años. Se trata de una cuestión civil y el abogado cree que hubo mala praxis bancaria.

Rafael Reyes dijo además que aunque en el momento de la firma del contrato no se aplicaba la directiva comunitaria por la que se hacen perfiles de clientes para ajustar los productos bancarios, el Banco Santander la aplicaba de forma interna, pero no el caso de Brendel.

El abogado comentó que aunque el Santander argumentó que no tenía nada que ver ya que sólo actuó de intermediario dado que era un producto del BNP, la inversión fue ofrecida a su cliente por la entidad española, a quién ahora reclama.