Imprescindible flexibilizar el mercado laboral

Bruselas alerta de que sin reformas el PIB de la UE caerá más de un 6%

La Comisión Europea cifró ayer en seis puntos porcentuales del PIB de la UE el coste de la falta de reformas económicas en el club. Bruselas cree que, sin cambios en el sector servicios o en el mercado laboral, la UE está condenada a un crecimiento del 1,5% anual y a un paro endémico del 8%.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, reveló ayer los resultados de las simulaciones macroeconómicas realizadas por su departamento para determinar el impacto de las reformas estructurales si se acometieran de manera coordinada en la UE.

El ejercicio teórico muestra, según explicó Rehn, que la UE podría lograr un crecimiento del 2% anual durante la próxima década y reducir su tasa de paro a sólo el 3% (desde el 10% actual), gracias a la creación de más de 10 millones de puestos de trabajo.

La receta para lograr tamaño resultado no es nueva, reconoció Rehn. "Incluye el aprovechamiento de todo el potencial del mercado interior, sobre todo, en servicios; incentivar el tránsito de la inactividad a la actividad, y de los trabajos con baja productividad a los de productividad más elevada; hacer que los sistemas fiscales y de beneficios sociales sean más propicios para el crecimiento del empleo (...)".

Rehn teme un paro endémico del 8% en toda Europa y un crecimiento del 1,5%

Pero la CE también ha calculado el coste de la pasividad de los diferentes gobiernos o a su incapacidad de modernizar las estructuras económicas. "El resultado, en un escenario sin reformas, sería un PIB inferior en más de un 6% y una tasa de paro 4,5% más alta", advirtió Rehn. El potencial de crecimiento anual de la UE se reduciría al 1,5% y la tasa de paro, incluso después de la recuperación económica se quedaría entre el 7% y el 8%.

Ese estancamiento económico, según Rehn, "erosionaría los cimientos del nuestro modelo de economía social de mercado y drenaría los recursos disponibles para ayudar a la gente que necesita apoyo".

El comisario presentó los resultados de la simulación durante la apertura del Brussels Economic Forum, un seminario anual que la CE organiza desde el año 2000 para debatir la coyuntura económica con representantes gubernamentales, organismos multilaterales, expertos y analistas.

La convocatoria de este año invita a reflexionar sobre "Estrategias para después de la crisis: fortalecer el crecimiento europeo". Un título, reconoció Rehn, que puede sonar tan cándido como absurdo, a la vista de las dificultades que atraviesa en estos momentos la zona euro. "Pero déjenme que les diga", pidió el comisario, "que ha sido una elección muy consciente y tómenla, por favor, como una señal de autoconfianza".

Sigue la recuperación, pero frágil

La recuperación económica de la UE continúa, según el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, aunque "bastante modesta y frágil". Rehn invocó como prueba de su confianza el dato nuevos pedidos industriales publicado ayer mismo por Eurostat. "En marzo, se incrementaron en torno al 5% en relación con el mes anterior, tanto en la UE como en la zona euro, y alrededor del 20% en relación con marzo de 2009", explicó Rehn al término de la primera sesión del Brussels Economic Forum, un foro anual de reflexión económica organizado por la CE, que concluirá mañana.

El comisario admitió en la misma comparecencia, en la que estuvo acompañado por la vicepresidenta del Gobierno español, Elena Salado, que "la pregunta crítica en estos momentos estriba en saber si la recuperación de la economía real podrá resistir las nuevas turbulencias financieras". Salado también alertó en el Forum sobre el peligro de que "el alto nivel de deuda pública" pueda "dificultar la recuperación".