Cierre de sesión

La crisis en Europa monopoliza una semana de vértigo en el Ibex

La Bolsa española ha vivido una semana de locos que finalmente se ha saldado con un ascenso del 0,99%. La decisión de Alemania de prohibir las ventas a corto y la falta de unidad en Europa a la hora de atajar la crisis financiera de la eurozona han pesado como losas en los inversores. Por su parte, el euro también ha sido víctima de la volatilidad y la rentabilidad del bono español se ha disparado. (Ver gráfico ampliado del Ibex)

Reacciones desmedidas en una semana en la que la volatilidad se ha convertido en la principal característica de las Bolsas. Los mercados de renta variable han protagonizado cinco jornadas de vaivenes que finalmente han tenido final feliz. El Ibex ha sumado un 0,99% y se ha situado en los 9.407 puntos, mientras que, en el resto de Europa, las plazas del Viejo Continente han optado por retroceder posiciones. Hoy, en una jornada de vencimiento de derivados, el selectivo español ha ganado un 1,48%.

Durante las últimas jornadas, el principal tormento de las Bolsas ha sido la decisión de Alemania de prohibir las ventas a corto de los diez principales bancos y sobre los CDS de la deuda soberana. Y es que los mercados encajaron con recortes la nueva normativa y la falta de coordinación en Europa en las medidas para atajar la crisis financiera. Sin embargo, no han sido los únicos damnificados. Aunque finalmente el euro ha conseguido recuperar parte del terreno perdido hasta cambiarse a 1,2557 dólares, lo cierto es que la divisa se ha convertido en centro de la especulación tras conocerse las nuevas medidas, mientras que, en el mercado de renta fija, el diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo se ha disparado hasta 138 puntos básicos.

Además, las dudas que está generando el Fondo de rescate europeo aprobado el pasado 9 de mayo han añadido más nerviosismo y el frente macroeconómico de Estados Unidos tampoco ha mostrado su mejor cara. La actividad manufacturera, las solicitudes de subsidios por desempleo o el IPC han desilusionado al mercado. En este contexto, algunas noticias positivas, como el visto bueno del Ecofin al plan del Gobierno español para recortar el déficit o los positivos resultados empresariales, han pasado desapercibidas.

TELEFÓNICA 3,00 -2,38%
IBEX 35 6.651,30 -2,14%

Dentro del panorama español, además, los inversores han centrado su atención en la colocación de deuda. El martes, el Tesoro emitió 6.436,17 millones de euros en letras a 12 y 18 meses a un tipo de interés que casi duplicó el de la subasta anterior, mientras que ayer la colocación de obligaciones a 10 años se saldó con relativo éxito, colocando el máximo que se pretendía con buena demanda y a una rentabilidad similar al mercado.

"El estado psicológico de los mercados sigue siendo profundamente negativo, y los esfuerzos realizados no están teniendo el resultado esperado. Los problemas en torno a las deuda periférica europea, si bien se han suavizado respecto a hace unas semanas (planes de ayuda billonarios y medidas combativas con el déficit mediante), no han desaparecido por completo. Los pronunciamientos inquietantes siguen escuchándose casi a diario, con Angela Merkel como clara protagonista", explica Daniel Pingarrón Salazar, analista de IG Markets.

En cuanto a los valores, Iberia se ha convertido en el más castigado de la semana con un recorte del 9,08%. Por su parte, BBVA ha perdido un 0,6% después de que JPMorgan haya recortado su recomendación a 'neutral'. En la parte positiva de la balanza, Telefónica se ha alzado como la compañía más rentable con un ascenso del 4,74% en el precio de sus acciones.

En el Continuo, Indo, que ha anunciado su intención de reducir su capital social en 8,4 millones de euros, se ha desplomado un 29,9% en las últimas cinco jornadas, mientras que Zeltia ha avanzado un 3,81% apoyada en el visto bueno a su fármaco Yondelis en Canadá.