Portavoz de CiU

Duran advierte al Gobierno de que "no puede pedir a nadie" que comparta sus "errores"

El portavoz parlamentario de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, advirtió hoy al Gobierno de que no puede reclamar a la oposición un "acto de adhesión" a sus medidas de ajuste para "compartir sus errores" y avisó de que habrá un "antes o después" de la votación del decreto ley aprobado ayer por el Consejo de Ministros.

"Eso no se le puede pedir a nadie", recalca Duran en un artículo publicado en su página personal de Internet y recogido por Europa Press, en el que señala que el Gobierno busca apoyos en el Congreso a sus medidas "para proyectar una imagen de unidad ante los mercados y los organismos internacionales", después de rechazar la oferta de un Pacto de Estado que él mismo lanzó hace unos meses.

"Habríamos tomado medidas todos juntos sin tener que llegar al actual extremo", lamenta Duran, quien denuncia que el Ejecutivo sólo hace caso de Bruselas para hacer recaer el peso del ajuste en los pensionistas, y no en la reforma laboral.

Más ingresos sin subir impuestos

Tres días después de que dejara abierta la posibilidad de que los diez diputados de su grupo se abstengan para la convalidación de la norma, Duran señala que ve necesario reducir el déficit público, agravado por "medidas innecesarias" como la deducción de los 400 euros, pero recalca que no comparte los criterios del Gobierno para el ajuste que, a su juicio, sólo actúa en la vía del gasto y se olvida de la vía de los ingresos.

"Cuando digo ingresos, no hablo de la subida de impuestos", se apresura a señalar el dirigente de CiU, quien apunta que el recorte del Gobierno no sólo no se garantiza el crecimiento económico, que es el que puede traer más ingresos y más bienestar, sino que actuará "directamente en su perjuicio".