Reestructuración del sistema financiero

Los sindicatos, pesimistas ante la actitud "inamovible" de Unicaja y Cajasur

Los sindicatos presentes en la mesa que negocia un acuerdo laboral para la fusión de Unicaja y Cajasur se han mostrado pesimistas ante la actitud que creen "inamovible" de ambas cajas durante la reunión de hoy, un día antes de expirar el plazo del Banco de España para encarrilar el proceso de unión.

Este mediodía la empresa entregó la nueva propuesta a los sindicatos, quienes se reunieron para estudiarla y volvieron a encontrarse con ambas cajas por la tarde, encuentro que se detuvo -a petición de la empresa- sobre las 20.00 horas para continuar esta noche en busca del pacto.

Para mañana por la tarde están convocados los consejos de administración de ambas entidades que deben aprobar la fusión.

Por su parte, fuentes de la UGT han aseverado a Efe que la situación está "complicada", ya que existe una postura por parte de la representación empresarial y otra de los sindicatos y "nadie tiene intención de moverse al menos hasta el momento".

Se han referido al documento presentado por la empresa como una "propuesta integral", puesto que es un acuerdo laboral que no sólo recoge las medidas que se aplicarán respecto a los trabajadores que se van, sino también a los que se quedan.

Han asegurado que la propuesta de los planes individuales "sigue exactamente igual" y que todos los sindicatos continúan apostando por la aplicación de medidas no traumáticas, pero tampoco ven "oportunos" los porcentajes que se están aplicando.

En relación al acuerdo laboral de los trabajadores de la nueva empresa, han apuntado que todavía hay parámetros que deben analizar, puesto que "en asuntos de salarios retributivos muchos de los empleados de Cajasur al equipararlos a Unicaja se sienten perjudicados".

La UGT ha destacado que "queda mucho trabajo por delante" y que su intención es negociar "durante el tiempo que sea necesario", por lo que estarán "hasta el último minuto haciéndolo".

El sindicato independiente SECAR ha subrayado también que el asunto ahora mismo "está totalmente parado" y que la propuesta de la empresa sigue "en la misma línea, ya que se mantienen en el ahorro de costes siguiendo el planteamiento inicial".

Han añadido también que los sindicatos presentaron una contrapropuesta esta mañana a la que de momento la empresa no ha dado respuesta.

Los acuerdos laborales, según han explicado, no implican la fusión, pero en el preacuerdo firmado el 1 de diciembre los consejos de administración exigieron esta condición para llevar a cabo la integración.

"La decisión final se tiene que tomar como muy tarde mañana a mediodía, pero todavía hay tiempo para muchas cosas", han aseverado a Efe fuentes de SECAR.

Por su parte, el presidente del sindicato Aspromonte -mayoritario en Cajasur-, Nacho Torres, aseguró a los periodistas que "mucho tiene que cambiar la cosa para que se firme un acuerdo", ya que -según explicó- "la empresa pretende que en tres años se extingan todos los derechos que hay en Cajasur".

También calificó el documento con la propuesta de la empresa como "inasumible", y destacó que "no es digno", a la vez que reiteró su exigencia de "una fusión digna".