Incluye nuevas emisiones de bonos

Dubai World anuncia un principio de acuerdo con sus acreedores

El grupo emiratí Dubai World anunció hoy que ha cerrado con sus acreedores las líneas generales de un acuerdo que le permitirá reestructurar sus deudas, con nuevas emisiones de bonos a cinco y ocho años.

Zona de construcción de la Bahía Negocios, en Dubai.
Zona de construcción de la Bahía Negocios, en Dubai.

El acuerdo fue adoptado en el seno del Comité Coordinador de acreedores, que maneja un pasivo equivalente al 60% de todas las deudas del consorcio, que en total suman 23.500 millones de dólares, según informó Dubai World en un comunicado.

"Este es un importante hito y refleja nuestros esfuerzos para conseguir la mejor solución posible para todos los inversores", afirmó en el comunicado el jefe del comité de reestructuración de la deuda, Aidan Birkett.

El pacto fue alcanzado en el Comité Coordinador, pero aún tiene que ser ratificado individualmente por los acreedores. El comunicado aclara que el principio de acuerdo no necesita financiación adicional de las autoridades emiratíes.

Dentro del comité están representados, además de instituciones financieras emiratíes, el HSBC, el Lloyds Banking Group, el Standard Chartered y el Banco de Tokio, los principales acreedores de Dubai World, además del Gobierno de Dubái.

La deuda reestructurada alcanza los 14.400 millones de dólares. Un total de 4.400 millones serán abonados en bonos con vencimiento a cinco años y el resto, 10.000 millones, con instrumentos de deuda que vencen en ocho años.

Este principio de acuerdo se suma a la decisión anunciada el 25 de marzo pasado por el Gobierno del emirato de Dubái, que decidió convertir en acciones de Dubai World un pasivo equivalente a 8.900 millones de dólares.

Dubai World, uno de los principales consorcios emiratíes, anunció el 25 de noviembre pasado su intención de reestructurar un pasivo que luego cifró en 26.000 millones de dólares, una decisión que desató una tormenta en los mercados bursátiles durante varios días.

La empresa inmobiliaria Nakheel, filial de Dubai World, abonó en su fecha un bono por un valor de 980 millones de dólares que vencía el 13 de mayo.