Malas condiciones de la plantilla de Clickair

El abismo laboral entre los trabajadores atasca los convenios en Vueling

El abismo entre las condiciones laborales de los pilotos y los TCP de Vueling y Clickair atasca la elaboración de los convenios en la compañía fusionada. El Sepla ha roto las negociaciones por despido de un piloto. La plantilla procedente de Clickair cobra hasta un 50% menos, no recibe comida en vuelo, carece de seguro médico y disfruta de menos vacaciones.

La nueva Vueling, desde su fusión con Clickair hace ocho meses, cosecha éxitos en la explotación de sus rutas y mantiene a raya a sus competidores en el mercado catalán. Sin embargo, parece incapaz de solucionar las severas disfunciones en las relaciones laborales de su plantilla y avanzar en la firma de los convenios colectivos.

El último contratiempo en este negativo panorama se ha producido esta semana con la ruptura de las negociaciones por parte del sindicato de pilotos, Sepla, tras el despido de un comandante. Pero este hecho es solo un botón de muestra en las dificultades que la dirección de la empresa tiene para gestionar unas relaciones laborales, envenenadas por un problema arrastrado desde el mismo momento de la fusión.

El pecado original se localiza en el abismo que existe entre las condiciones laborales de los pilotos y tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) procedentes de la antigua Vueling y los se incorporaron desde Clickair. Además, las condiciones fueron pactadas de manera individual por cada trabajador con su empresa de procedencia, habida cuenta de que ninguna de las dos aerolíneas contaba con convenios colectivos.

Los agravios comparativos, en todos los casos, penalizan a los empleados llegados desde Clickair y, por ello, el comité de empresa de los pilotos por un lado, y de los TCP por otro, pelean por que se generalicen las condiciones de Vueling, mientras que la dirección de la empresa aspira a imponer las condiciones arrastradas desde Clickair.

Las diferencias salariales entre los comandantes favorecen en un 5% a los Vueling, pero en el caso de los copilotos el sueldo de los procedentes de Clickair es un 50% inferior. Un sobrecargo (jefe de azafatas) de Clickair cobra menos que una azafata de Vueling.

Mientras que los empleados de la antigua Vueling tienen derecho a comida y agua durante el vuelo, los de Clickair deben pagársela. Aquellos cuentan con un seguro de enfermedad y otro que cubre una eventual pérdida de licencia; los procedentes de Clickair, no. Un piloto de la antigua Vueling tiene 12 días libres al mes; sus compañeros, ocho.

Iberia, propietaria del 45% del capital de la nueva Vueling, ha apremiado la firma de los convenios ya que tiene expectativas de que un número no determinado de copilotos del escalafón de la matriz, mediante alguna fórmula de excedencia, pudiera pasar como comandante a la participada.

Rota la negociación por el despido de un piloto

La expectativa de alcanzar un pronto acuerdo sobre los convenios colectivos e los pilotos y TCP de la nueva Vueling ha quedado frustrada esta semana tras el despido de un comandante de la compañía. El sindicato de pilotos se ha levantado de la mesa de negociación aduciendo que existía un compromiso de respetar la integridad de la plantilla hasta la aprobación del convenio. Las fuentes de la parte laboral y de la dirección de Vueling consultadas se muestran muy cautas en esta disputa ya que el comandante afectado asegura que su despido se debe a se negó a volar en una zona afectada por la nube de cenizas volcánicas. La compañía dice que ha cumplido estrictamente las normas en vigor ante este fenómeno y afirma que el despido tiene causas "estrictamente disciplinarias".